G7 IMPUESTO

El G-7 pacta un impuesto mínimo universal del 15% a las empresas

“Un sistema más justo que permita recaudar más impuestos para servicios públicos”. Así anunciaba el responsable de Economía británico, Rishi Sunak, el acuerdo pactado por el G-7 en Londres sobre el Impuesto de Sociedades. Se trata de un pacto significativo, en el que se fijan las bases de la nueva fiscalidad internacional mediante la instauración de un impuesto mínimo universal del 15% en el Impuesto de Sociedades.

El acuerdo al que ha llegado este selecto grupo que reúne a Canadá, Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido, se basa en la idea de crear una tasa global que afecte a las grandes empresas para evitar que los países más bajos atraigan ganancias. Esto es, buscan acabar con la competencia desleal y que las empresas más poderosas no tributen en países donde no generen beneficios.

Aunque el pacto no incluya alusión alguna a empresas afectadas, parece que el acuerdo perjudicaría a las grandes multinacionales, no solo a las tecnológicas, sino también a la gran banca y a las farmacéuticas. De la misma forma, afectaría negativamente a países de la Unión Europea con menores tasas, como Irlanda (12’5%), con sede fiscal de Facebook o Twitter, Hungría (9%) o Suiza (8,5%). Aún así, la reacción y respuesta por parte de algunas multinacionales y de estos países ha sido positiva. Facebook, por ejemplo, ha valorado este paso que ha dado el G7, pues había demandando en algunas ocasiones una reforma de las reglas fiscales y globales.

Respecto a la posición que ha tomado España y la UE, han decidido apostar por este acuerdo. Aunque, en el caso de España, sería uno de los países menos beneficiados con un impacto de 700 millones de euros anuales, según el Tax Observatory UE. Por su parte, el impacto para la UE sería de unos 48.700 millones de euros al año.

Estados Unidos ha sido uno de los principales impulsores de esta propuesta sobre la reforma fiscal global. De hecho, originalmente planteó que la tasa corporativa mínima fuera del 21%, aunque finalmente se fijó una tasa impositiva mínima del 15%. No obstante, la propuesta aún no está en vigor; solo es un principio de acuerdo a falta de la aprobación del G20 en su próxima reunión y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

G7 pacta impuesto mundial

¿Afectaría de alguna manera este acuerdo a las PYMES españolas?

La respuesta es dudosa, ya que todavía falta mucho tiempo para conocer la articulación de la norma, pero lo cierto es que todo apunta a que sería una medida enfocada a las grandes corporaciones para evitar el dumping fiscal. Se debe recordar que las pymes soportan hoy en día un 25% que se grava sobre sus beneficios en el Impuesto de Sociedades y que este se reduce al 15% en el caso de entidades de reciente creación durante el primer período impositivo en que la base imponible resulte positiva y en el siguiente.

En consecuencia, esta medida no afectaría a España, salvo en dos excepciones:

-Las entidades sin fines lucrativos que apliquen el régimen fiscal previsto en la Ley 49/2002 que tributan al 10%.

-Las Sociedades y Fondos de Inversión y Fondos de activos bancarios, que actualmente tributan al 1%. Por ejemplo, las Sociedades de inversión de capital variable.

Sin embargo, puesto que el resto de sociedades ya tributan por un tipo impositivo superior, la medida planteada por el G7, en teoría, no debería afectar a las PYMES.

asesoria online ecommerce shopify sana comm madrid

Nuevas ayudas cese actividad autonomos

¿Cuáles son las nuevas ayudas por cese de actividad para los autónomos?

Actualmente, nos vemos inmersos en una gran crisis provocada por la pandemia de la Covid-19, que ha afectado, indudablemente, a muchos sectores de nuestra vida. Uno de los más castigados por la pandemia ha sido el ámbito económico, donde se encuentra el colectivo de los trabajadores autónomos; uno de los que más ha tenido que luchar día a día y lidiar con las consecuencias de la pandemia para no desplomarse.

Por ello, el Gobierno aprobó la semana pasada la prolongación de ayudas por cese de actividad, con el fin de cubrir a todos los trabajadores por cuenta propia que en estos momentos más lo necesitan. Con este Real Decreto-Ley, se prorrogan por quinta vez las ayudas por cese de actividad, que siguen cubriendo a casi medio millón de autónomos.

Las ayudas se articulan en cinco diferentes modalidades: cuatro prestaciones, una de ellas nueva, y una exoneración de las cuotas hasta septiembre. Sigue leyendo porque te contamos en qué consisten estas ayudas y cómo solicitarlas.

 

Nuevas ayudas cese actividad autónomos

Exención en la cuota para autónomos que vinieran cobrando la POECATA hasta mayo

Si eres autónomo y has ido cobrando algunas de las prestaciones del Real Decreto ley 2/2021 hasta el 31 de mayo, estarás exento de pagar la cuota de autónomos desde el pasado 1 de junio con las siguientes cuantías: el 90% de la cuota de autónomos en el mes de junio; el 70% en julio, el 50% en agosto y el 25% en septiembre. Eso sí, estas exenciones al tratarse ya de una ayuda, serán incompatibles con el resto de percepciones de actividad.

Pero, ¿cómo solicitar esta exención? ¡No tendrás ni que pedirla! La ayuda se aplicará de manera automática a quienes no accedan a ninguna otra y hayan percibido hasta mayo el cese de actividad.

Prestación de cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia

A fecha de 1 de junio de este año, los autónomos que hayan estado cobrando la prestación por cese compatible con el trabajo por cuenta propia y que no hayan agotado los periodos de prestación de la Ley General de la Seguridad Social, podrán continuar recibiéndola hasta el 30 de septiembre.

Este cese de actividad será del 70% de la base de cotización del autónomo y de un 50% si el autónomo se encuentra en pluriactividad.

– Requisitos:

Existen ciertos requisitos necesarios para pedir esta prestación, además de hallarse de alta en el RETA. El primero de ellos es acreditar una reducción de ingresos de más del 50% durante el segundo y tercer trimestre de 2021, y no obtener unos rendimientos netos superiores a 7.980 €. En segundo lugar, el autónomo debe no haber cumplido la edad ordinaria de jubilación o si tiene esa edad, no cumplir los requisitos para acceder a esta. Por último, el trabajador debe estar al día en cuanto a los pagos de la Seguridad Social.

Si te encuentras en esta situación, puede que te hayan surgido otras cuestiones, como: “¿es esta ayuda compatible con el trabajo por cuenta ajena?” o “¿cómo la solicito?”. La respuesta a la primera pregunta es sí, siempre que, los ingresos por cuenta propia, no superen 2,2 veces el salario mínimo y, a su vez, los ingresos por cuenta ajena no sean superiores a 1,25 veces el SMI.

Respecto a la solicitud, se realiza mediante la mutua, cuyo plazo termina el 21 de junio con efectos desde el 1 de junio.

 

Nuevas ayudas cese actividad autónomos

Prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos que no pueden acceder a la prestación ordinaria de cese

La nueva ayuda aprobada en este grupo es la prestación extraordinaria para los autónomos que estén cobrando la prestación por cese del artículo 6 o 7 del RD Ley 2/2021 a fecha del pasado 31 de mayo y no tengan derecho a la POECATA. Esta podrá comenzar a cobrarse a partir del 1 de junio y tendrá una duración de 4 meses, como máximo hasta el 30 de septiembre.

Respecto a la cuantía, será de un 50% sobre la base mínima de cotización. En el caso de que haya varias personas de la misma unidad familiar que la vayan a recibir, será de un 40% máximo cada uno. En otro supuesto de tener trabajadores a cargo, se deberá acreditar el cumplimiento de las obligaciones laborales y de Seguridad Social.

Por otro lado, esta ayuda es incompatible con cualquier otro trabajo por cuenta ajena y por cuenta propia, con el cobro de rendimientos de una sociedad, ayudas por paralización de flota y otros beneficios otorgados por la TGSS. Además, es importante saber que si durante el tiempo que recibes esta ayuda reúnes los requisitos para acceder a la prestación por cese ordinaria, se acabará tu derecho de seguir cobrándola.

– Requisitos

Antes de todo, se deben cumplir ciertas condiciones: estar dado de alta a 1 de abril de 2021 o no tener rendimientos netos fiscalmente computables superiores a 6.650 € procedentes de la actividad por cuenta propia en el segundo y tercer trimestre de este año. De la misma forma, se debe acreditar también en el segundo y tercer trimestre de 2021 unos ingresos inferiores por cuenta propia al primer trimestre de 2020.

Si cumples todos estos requisitos, ya puedes solicitar esta prestación antes del 22 de este mes. De no ser así, sería efectiva desde el primer mes siguiente a la solicitud. Junto a la misma, tendrás que adjuntar una declaración con tus ingresos, en su caso, si trabajas por cuenta ajena, certificado de empresa y declaración de la renta. Igualmente, tendrás que citar a los miembros de tu unidad familiar y sus ingresos.

Y no olvides, por último que, durante el cobro de esta prestación, deberás estar dado de alta en la Seguridad Social y abonar según tu base de cotización.

 

Prestación extraordinaria por cierre temporal de actividad para los autónomos afectados por por restricciones

Otra de las prórrogas de este nuevo decreto es la que corresponde a la prestación extraordinaria por suspensión de la actividad decretada por las autoridades sanitarias. Frente a posibles rebrotes del virus, los autónomos que se vieron obligados suspender todas sus actividades por las restricciones tienen derecho a esta prestación económica a partir del 1 de junio.

Como novedad, la prestación elevaría las cuantías del 50% de la base mínima al 70%. ¡Pero atención!, la cuantía sería de un 40% de la base mínima de cotización en el caso de que convivan en el mismo domicilio personas con el mismo vínculo familiar donde dos o más miembros tengan derecho a esta prestación.

– Requisitos

Continuamos con los requisitos para solicitar la ayuda. Tan solo hará falta haber sufrido el cierre por decreto de la Administración, además de estar al día en los pagos de la Seguridad Social o Hacienda y estar inscrito en el RETA, al menos 30 días.

Cuando todo esto esté listo, ya puedes solicitar la prestación de la siguiente forma: o desde el día posterior al cierre causado por las restricciones o desde el 1 de junio si se mantiene una suspensión de actividad anterior a la norma. Deberás solicitarla ante tu mutua dentro de los 21 días naturales siguientes a la resolución o antes del 21 de junio cuando la suspensión de la actividad sea anterior al 1 de junio y no se estuviese cobrando la prestación extraordinaria comentada anteriormente.

Por último, adjunta una declaración sobre los ingresos que recibes, comunica qué ingresos familiares y personales tienes y autoriza para que recaben datos de Hacienda si fuera necesario.

Prestación extraordinaria de cese de actividad para autónomos de temporada

Si eres autónomo y has realizado una sola actividad durante 2018 y 2019, ahora perteneces al grupo de los autónomos de temporada. Esto significa que tendrás acceso a la prestación con una cuantía del 70% sobre la base mínima de cotización de la actividad, siempre y cuando cumplas con una serie de condiciones.

– Requisitos

El primero de ellos es haber estado dado de alta y cotizando como trabajador autónomo durante un mínimo de 4 meses y un máximo de 7 meses tanto en 2018 como en 2019, siempre que al menos, en ese periodo de tiempo, haya estado de alta 2 meses de junio y septiembre del año 2018 y 2019. Además de ello, el trabajador no debe haber estado de alta por cuenta ajena durante más de 120 días durante 2018 y 2019. Como requisito innovador, el autónomo no ha tenido que estar de alta por cuenta ajena más de 60 días en el segundo o tercer trimestre de 2021. Y por último, tampoco se podrá haber obtenido durante este mismo periodo de tiempo unos ingresos netos computables fiscalmente superiores a 6.650 €.

Ya solo queda conocer como se solicita esta última prestación. Esta deberá pedirse ante la mutua en los primeros 21 días de junio y si es más tarde, la ayuda se aplicaría a partir del primer día del mes siguiente a la solicitud.

¡Esperamos que este post te haya servido de ayuda! Si te has quedado con alguna duda, contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

 

asesoria online ecommerce shopify sana comm madrid

mujeres autonomas

Maternidad y vida laboral: baja y ayudas a madres autónomas

La conciliación entre la vida laboral y familiar para muchas mujeres trabajadoras ha sido durante muchos años una misión casi imposible. Poco a poco se han ido dando pasos y se ha ido avanzando para que las mujeres tengan todas las facilidades y derechos posibles en cuanto a este aspecto. En Asesorus queremos contribuir a esta causa de alguna manera, por lo que en este post te explicamos en qué consiste la baja por maternidad para las mujeres autónomas y las ayudas que existen para aquellas que se reincorporan al trabajo tras cesar su actividad por maternidad.

La baja maternal en España tiene una duración de 16 semanas desde el nacimiento del bebé, adopción, tutela o acogimiento familiar. Para poder pedir esta prestación si eres autónoma, debes cumplir los siguientes requisitos:

-Estar afiliada y dada de alta en el RETA (alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos)

-Estar al día en el pago de las cuotas mensuales de la Seguridad Social

-Comunicar el nacimiento del hijo/a en un plazo máximo de 15 días

-Tener un periodo mínimo de cotización en la Seguridad Social

estar embarazada y ser autonoma

¿Qué otros factores influyen en esta prestación? Uno de ellos es la edad, que hace que la baja de maternidad varíe. Aquellas autónomas entre 21 y 26 años, deberán tener un periodo mínimo de cotización de 90 días o un total de 180 días desde su primera alta en el RETA. En cuanto a las mujeres mayores de 26 años, tendrán que tener, al menos, 180 días cotizados durante los siete años previos al momento del inicio de la baja, o un total de 360 días. Por último, las trabajadoras de menos de 21 años no cuentan con un periodo mínimo exigido de cotización.

Si quieres solicitar esta baja, solo tendrás que notificarla a la Seguridad Social, aportar tus cuotas de autónoma pagadas a la misma y aportar el modelo oficial “Declaración de la situación de la Actividad”. Cuando todo este proceso se haya realizado, tu prestación por baja de maternidad será del 100% de tu base de cotización durante las 16 semanas de duración.

Sin embargo, la parte más complicada de toda esta etapa para muchas mujeres llega en el momento de reincorporarse a su puesto de trabajo tras la baja por maternidad. ¿Cómo es la vuelta a la rutina laboral para estas mujeres? ¿Existen ayudas para las madres trabajadoras autónomas? Sigue leyendo y te informamos sobre ello.

 

baja maternidad autonoma

Ayudas para madres autónomas

El porcentaje de mujeres que optan por emprender o por ser autónomas laboralmente ha ido creciendo a pasos agigantados. De hecho, 1 de cada 3 trabajadores por cuenta propia en nuestro país es mujer, según el Instituto Nacional de Estadística. Por ello, el Estado ofrece ciertas facilidades a las trabajadoras autónomas que deciden ser madres.

Una de ellas es el caso de la tarifa plana del autónomo. Aquellas madres que trabajen por cuenta propia y se reincorporen a la vida laboral habiendo cesado la actividad, pueden disfrutar de esta tarifa plana sin tener que esperar los plazos ordinarios de dos años desde la última vez que la disfrutaron. Las madres que se encuentren en esta situación tendrán derecho a una bonificación en virtud de la cual su cuota por contingencias comunes y profesionales quedará fijada en la cuantía de 60 € mensuales durante los 12 meses posteriores a la fecha de reincorporación al trabajo.

Igualmente, si se opta por una cotización por una base más elevada, se aplicará una bonificación del 80% de la cuota.

Por otro lado, también existen las bonificaciones de cuotas de Seguridad Social para trabajadores autónomos o por cuenta propia durante el descanso por paternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural. Siempre que el mencionado periodo de descanso tenga una duración de al menos un mes, estos trabajadores podrán recibir una bonificación del 100% de la cuota de autónomos. En el caso en el que la persona trabajadora lleve menos de 12 meses de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social la base de cotización se calculará desde la fecha de alta.

Las ayudas económicas para las madres autónomas suponen un gran alivio para las mismas, pero la traba para algunas mujeres de conciliar la vida laboral y familiar sigue siendo una preocupación constante. Muchas mujeres se preguntan si dispondrán de las horas suficientes para cuidar a su bebé cuando su baja finalice y se reincorporen al mundo laboral.

Sí que es cierto que, en vistas a facilitar la conciliación de la vida profesional y familiar, han ido surgiendo algunas ayudas y bonificaciones muy convenientes. Si eres trabajador incluido en el RETA, puedes recibir una bonificación del 100% de la cuota de autónomos por contingencias comunes durante los doce meses en las siguientes situaciones:

-Si tienes a tu cargo niños menores de doce años

-Si tienes que cuidar de un familiar en situación de dependencia

-Si tienes a tu cargo un familiar con discapacidad intelectual, física o sensorial que no desempeñe una actividad retribuida.

asesoria online ecommerce shopify sana comm madrid

Sin embargo, la aplicación de esta bonificación estará condicionada a la permanencia en el alta del RETA y a la contratación de un trabajador, tanto a tiempo completo como parcial, que deberá mantenerse durante todo el periodo de disfrute.

Además, la duración de este contrato deberá ser, al menos, de 3 meses desde la fecha de inicio de disfrute de la bonificación. Igualmente, el trabajador será ocupado en la actividad profesional que da lugar al alta en el Sistema de Seguridad Social del trabajador autónomo. Cuando la relación laboral finalice, incluso durante el periodo inicial de 3 meses, dicho autónomo podrá beneficiarse de la bonificación si contrata a otro trabajador por cuenta ajena en el plazo máximo de 30 días.

Por último, el contrato a tiempo parcial no podrá celebrarse por una jornada laboral inferior al 50% de la jornada de un trabajador a tiempo completo y la bonificación prevista tendrá que ser del 50%.

Con todas estas medidas y ayudas, se busca crear la mejor fórmula para que las madres compatibilicen su vida laboral y familiar. De hecho, gracias al Real Decreto Ley aprobado el 1 de enero de 2021, los padres también pueden disfrutar del permiso de paternidad de 16 semanas, igualándolo así a la progenitora para facilitar la vida familiar de la profesional.