Gestión nóminas efectivo

El límite en efectivo también será aplicado al pago de las nóminas: conoce en qué supuestos será empleado

El pasado 11 de julio se conocía la noticia. El Boletín Oficial de Estado anunciaba a todo el tejido empresarial español la entrada en vigor de una nueva normativa en la que se establecía un nuevo límite de pago en efectivo que se veía reducido de los 2.500 euros a los 1.000 euros con efecto inmediato.

El sector más afectado – las pymes, lo pequeños negocios y los autónomos- lamentaban profundamente esta nueva medida al mismo tiempo que se preguntaban los motivos por los que se había dictaminado teniendo en cuenta las discrepancias de la actuación con las planteadas por la Unión Europea que, aun en la actualidad, se encuentran planteándose la posibilidad de subir el límite hasta los 10.000 euros.

Desde el Gobierno se anunciaba que esta nueva reforma venía enmarcada dentro de la nueva Ley de Prevención Contra el Fraude Fiscal. Un proyecto cuyo objetivo es la lucha contra la economía sumergida que suele focalizarse especialmente en los sectores que se han visto más afectados por la norma.

La infracción del límite del efectivo supondría multas tanto para el empresario como para el cliente cuya cantidad sería proporcional al 25% más de la base de la sanción.

Nueva ley pagos efectivo

Límite para pagos en las nóminas

Ahora, también se ha podido conocer que el límite de pago en efectivo también se aplicará a las nóminas dentro de varios supuestos.

El primero de ellos cuando se realice un pago a personas físicas que no residan en España y que no sean autónomos o propietarios de una empresa. Previamente, el límite se localizada en los 15.000 euros. Ahora, dentro de la nueva Ley de Prevención contra el Fraude Fiscal el límite ha quedado establecido en los 10.000 euros.

También para todas las nóminas que sean pagadas en efectivo y que superen los 1.000 euros brutos al mes. Dentro de esta categoría también quedan incluidas las dietas, las pagas extra o incluso el transporte.

Todo aquello que supere los 1.000 euros de efectivo se verá también sujeto a la sanción que establece la Agencia Tributaria de aplicar un 25% de la base de sanción como multa además de también estar sujeto a diferentes sanciones de carácter administrativo.

 

Esto es todo lo que debes saber sobre el nuevo sistema ioss

En caso de que aún no te hayas enterado o no sepas muy bien en qué consiste la nueva reforma del IVA para el ecommerce en la Unión Europea, te contaremos desde Asesorus todo lo que necesitas saber, con información actualizada, sobre el régimen definitivo para las operaciones de comercio electrónico transfronterizo.

Los aspectos clave que han propiciado el cambio

Antes de nada, es necesario conocer el contexto que explica de dónde surge la necesidad de crear una reforma del anterior sistema comercial. En este sentido, nos centraremos en el panorama socioeconómico. Actualmente este escenario está regido por cuatro factores clave: la globalización, el cambio de conducta en los consumidores, el auge del Marketplace y la pandemia mundial por coronavirus.

En el caso de la globalización, estamos hablando de un fenómeno que ha cambiado las reglas, pues el mundo se ha transformado en un lugar más interconectado. Esta metamorfosis nos ha afectado de diversas maneras, no sólo en nuestro ámbito privado, sino extendiéndose también a los mercados, la producción y el consumo. Ejemplo de ello es el comercio internacional, donde ha impactado de lleno la influencia de las tecnologías, favoreciendo el surgimiento del ecommerce o comercio electrónico.

A raíz de este factor, entendemos que las economías están en constante movimiento y no sólo se caracterizan por la globalización, sino también por otras tendencias, como las relacionadas con las necesidades cambiantes de sus habitantes. No hace mucho, aquí entró en juego la pandemia mundial por coronavirus, que supuso un antes y un después en la conducta de los consumidores. Durante el confinamiento y posteriormente, tras las primeras olas del virus, las personas nos hemos enganchado, aún más si cabe, a nuestros aparatos electrónicos.

Es por esto que, los diferentes comercios, han tenido que adaptarse a los nuevos medios para conseguir atraer la atención de sus clientes, modernizándose e innovando en diferentes tecnologías. De esta forma, se ha dado impulso al denominado ‘Marketplace’, un mercado en el mundo online. Para entenderlo mejor, pondremos de ejemplo al gigante Amazon. Esta es una plataforma digital, donde tú fácilmente puedes acceder y se te ofrecen miles de productos para que adquieras. Es una forma de compra mucho más ágil y rápida, que te permite consumir en cualquier parte siempre que tengas acceso a internet. Lo que tú haces para comprar, por ejemplo, en Amazon, es el funcionamiento del sistema del Marketplace que ahora han adoptado miles de empresas.

 

Los Estados miembros han tenido que adaptar la legislación

El conjunto de factores explicado anteriormente, ha propiciado entonces el auge y desarrollo del ecommerce y, por tanto, la necesidad de adaptar la legislación a la nueva realidad. Todo ello con el objetivo de garantizar la seguridad jurídica a los operadores, proteger el tejido empresarial y poder evitar posibles situaciones de fraude.

Por esta razón, la Unión Europea ha tomado las medidas legislativas necesarias para favorecer el intercambio de bienes y servicios entre los diferentes Estados Miembros. Y esta adaptación, la encontramos regulada en el Real Decreto- ley 7/2021 del pasado 27 de abril, de transposición de directivas de la Unión Europea. En este documento, se modifica el régimen de tributación de entrega de bienes y/o prestación de servicios a consumidores finales, con el objetivo de facilitar y simplificar el régimen fiscal de las ventas a distancia en toda Europa y también equiparar la competencia con los envíos procedentes de países externos a la UE.

Así funciona el nuevo sistema IOSS

Desde el pasado 1 de julio de 2021, se encuentra vigente la nueva normativa en relación al Impuesto sobre el Valor Añadido que regula el comercio electrónico en la Unión Europea.

Este paquete de medidas, supone una adecuación del antiguo sistema MOSS, la adaptación normativa del IVA en el comercio electrónico, iniciada años atrás, para la tributación en destino de los servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión y televisión y los prestados por vía electrónica (servicios TRE). La gestión de los servicios mencionados, se simplificó entonces en lo que denominamos como ‘Mini Ventanilla Única’ (MOSS, por sus siglas en inglés).

Tras varias vueltas a la forma de regulación del ecommerce, este año se fijó método que marcaría el nuevo rumbo del comercio electrónico: el sistema IOSS. De esta manera, deja de existir el sistema MOSS e IOSS se convierte en la Ventanilla Única para las ventas a distancia y servicios digitales transfronterizos.

Esto ha implicado un cambio en el modelo de tributación, pasando de un sistema de tributación en origen a un modelo de tributación en destino, en donde los Estados Miembro recaudan el IVA que van a pagar sus consumidores nacionales cuando adquieren bienes y servicios con independencia de dónde esté el proveedor. En otras palabras, no será necesario que los empresarios se identifiquen y den de alta en cada Estado Miembro de consumo.

 

Los aspectos más importantes del nuevo sistema de Ventanilla Única

En términos generales, las medidas más relevantes que se han adaptado incluyen, en primer lugar, un único punto centralizado desde el que poder tributar y cumplir así las obligaciones fiscales requeridas. Será a través del Portal Web de su Estado de Identificación, donde los profesionales se podrán registrar y presentar sus declaraciones del IVA.

Asimismo, el sistema IOSS establece un único umbral comunitario de 10.000 euros netos para ventas a distancia y servicios TRE. Esto quiere decir que, en la nueva legislación, si una empresa o particular supera las ventas por encima del umbral de 10.000 euros, tributará en el país de destino. Por el contrario, si no excede de esta cifra, lo hará en el país de origen. Con esta reforma, se pretenden eliminar todos los umbrales de entrega nacionales.

Esta nueva reforma incluye también, dentro de sus medidas más destacadas, la exoneración aduanera. Como consecuencia, la importación menor a 150 euros estará exenta del IVA a excepción de los productos con impuestos especiales, mientras que las importaciones fuera de la Unión Europea dejarán de estar exentas en cifras menores a 22 euros.

IOSS: el nuevo portal para las empresas

Ahora que ya conoces un poco mejor la nueva reforma del IVA que regula el comercio electrónico en la Unión Europea, te contamos que además se trata de un sistema totalmente gratuito para todos los clientes. No sólo eso, sino que también contarás con una serie de ventajas como la de pagar el IVA a final de mes sobre las ventas que hayas tenido o la de tener la seguridad de que los pedidos pasarán correctamente por las aduanas, puesto que serás tú el responsable del IVA.

Recuerda que el nuevo sistema de Ventanilla Única tiene el objetivo de que las empresas puedan cumplir con sus obligaciones de IVA para las ventas a distancia y los productos importados. Es una forma de garantizar un trabajo que debe hacerse bien hecho. Las empresas deberán estar preparadas y ser conscientes de sus obligaciones en un escenario socioeconómico cada vez más digitalizado y que está en continuo movimiento, regido por el uso de las tecnologías.

asesoria online ecommerce shopify sana comm madrid

El nuevo Plan Relanza 2021 para autónomos: una vía de escape a la crisis sanitaria

Hace ya más de un año que la Organización Mundial de la Salud dio la voz de alarma por la emergencia de salud pública a raíz de la COVID-19, un nuevo virus que terminó azotándonos a nivel internacional. Su rápida propagación hizo que en marzo de 2020 se declarara la pandemia mundial por coronavirus, determinando así la necesidad de que las diferentes administraciones públicas adoptaran medidas sanitarias, económicas y sociales dirigidas a frenar el avance de esta enfermedad y mitigar sus consecuencias.

Sin embargo, las prevenciones enfocadas a disminuir los contagios de la COVID-19 han supuesto tener que paralizar o reducir la actividad de muchos sectores económicos en nuestro país, lo que ha conllevado una gran cantidad de pérdidas para las empresas, pymes y, en especial, para los autónomos. Este colectivo supone un 17,3% del empleo en España, según datos del Ministerio de Seguridad Social, y su supervivencia es necesaria para reactivar la economía, que ha quedado duramente afectada por la crisis sanitaria mundial.

Es por ello que este mes de julio se ha aprobado el Plan Relanza 2021, una subvención dirigida a los autónomos para paliar las pérdidas económicas derivadas de la crisis sanitaria por coronavirus en sus empresas. Asimismo, el objetivo de este nuevo proyecto irá enfocado a la colaboración en la sostenibilidad y el mantenimiento de las actividades empresariales.

La línea de ayuda ha sido puesta en marcha por el Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Gobierno de Economía, Innovación y Empleo. Será de 3.000 euros a fondo perdido, para aquellos trabajadores autónomos que prestan su actividad económica en el municipio madrileño, y con un crédito destinado al proyecto que asciende a los 3,5 millones de euros.


¿Cuándo debo solicitar esta subvención?

El plazo de presentación de solicitudes irá desde el 29 de julio de 2021 hasta el 30 de noviembre de 2021 y el trámite podrá realizarse tanto de forma online a través de la Sede Electrónica del Ayuntamiento de Madrid (obligatorio para las personas jurídicas), como presencialmente en el registro del Ayuntamiento de Madrid.

¿Cuáles son los requisitos que deberán cumplir los interesados?

Para solicitar estas ayudas, será necesario que los trabajadores autónomos interesados cumplan las siguientes condiciones:

– Deberán estar dados de alta el 1 de enero de 2019 en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por cuenta propia o Autónomos (RETA) y no haber causado baja durante los años 2019, 2020 y 2021.

– También deberán estar dados de alta en el Censo de Obligados Tributarios e Impuestos de Actividades económicas.

– Los interesados deberán cumplir las obligaciones que aparecen en el artículo 14 de la Ley General de Subvenciones a los beneficiarios, así como estar al día en las obligaciones tributarias con la Administración del Estado, el Ayuntamiento de Madrid y la Seguridad Social.

– Asimismo, se deberá cumplir con las obligaciones dispuestas en el artículo 14 de la Ley General de Subvenciones a los beneficiarios.

– Su actividad debe encuadrarse en alguna de las previstas en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE). En caso de estar de alta en dos o más epígrafes del IAE solo se considerará una de ellas y no se podrá obtener un mismo beneficiario de ayudas por el desarrollo de dos actividades diferentes.

– La sede de la empresa o local, donde se desarrolle o preste actividad económica, debe estar en el término municipal de Madrid.

– Del mismo modo, se concederán las ayudas si, la empresa se ha visto perjudicada a raíz de la crisis sanitaria por el virus de la COVID-19, provocando una minoración de, al menos, un 50% del rendimiento neto de 2020 con relación al declarado en 2019.

– Es un requisito no estar incursa en alguna de las circunstancias recogidas en el artículo 13, apartados 2 y 3 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones.

– Se excluyen a los autónomos societarios.


Una salida a la crisis sanitaria mundial

La pandemia mundial por coronavirus ha sido una de las crisis que más ha afectado a los españoles. Y es que, según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), alrededor de 350.000 autónomos en España vieron cómo se destruía su negocio debido a los estragos del virus. Es por ello que ayudas como el Plan Relanza 2021 están poniéndose en marcha, como respuesta al sacrificio de los autónomos durante la pandemia. Pues, ahora mismo, los autónomos necesitan más que nunca apoyos económicos que les ayuden a superar la crisis sanitaria mundial sin tener que echar la persiana de sus negocios.

asesoria online ecommerce shopify sana comm madrid

Sanciones autónomos

Así serán las sanciones a las que se expondrán los autónomos si superan el límite de 1.000 euros en efectivo

A principios de julio se conocía la noticia. El Congreso de los Diputados daba por aprobado un nuevo marco de Ley de Prevención Contra el Fraude Fiscal en el que se incluía -entre varias modificaciones- la bajada del límite permitido para pagos en efectivo con efecto inmediato.

La cantidad permitida era reducida de los 2.500 euros a tan solo los 1.000 euros. Una medida enmarcada en la lucha contra la evasión de impuestos que en su implementación afecta especialmente a los autónomos.

Desde el pasado 11 de julio, ningún trabajador -independientemente del tamaño de la empresa, sector en el que se desarrolla o tipo de negocio- puede pagar ni recibir dinero por una cifra superior a los 1.000 euros.

Las sanciones económicas a las que se enfrentan en caso de sanción

Las personas o las empresas que decidan saltarse la nueva normativa podrán ser sancionados con hasta un 25% de la base imponible de la sanción tanto para la persona-empresa que decide aceptar el pago como la persona que lo efectúa.

De esta forma queda reflejado en el apartado 5 del artículo 18 sobre la “modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude».

“No podrán pagarse en efectivo las operaciones, en las que alguna de las partes intervinientes actúe en calidad de empresario o profesional, con un importe igual o superior a 1.000 euros o su contravalor en moneda extranjera”. Quien incumpla dicha norma se verá sancionado “con una multa pecuniaria proporcional del 25 por ciento de la base de la sanción”.

La reducción de límite permitido en pagos en efectivo viene provocada por la cantidad de operaciones fraudulentas y engañosas que se realizan en España y que nunca llegan a declararse.

De hecho, según los últimos datos pertenecientes al año 2020 y publicados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), las actividades en “negro” en España suponen un 22.01% del Producto Interior Bruto (PIB) en el país.

Esto es todo lo que debes saber sobre el Modelo 216

Fundamental a efectos del pago del IRNR:

Lo primero a tener en cuenta es que el Modelo 216 está ligado al Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR), un tributo de carácter directo que grava la renta obtenida en territorio español por personas físicas y entidades que no residan en España de forma permanente. De esta manera, el IRNR sería como el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para las personas no residentes en nuestro país, aunque obtengan algún tipo de renta producida dentro del mismo, ya sea en dinero o en especie.

Así pues, los trabajadores y empresas que no residan en España tributan por IRNR a través de presentar el Modelo 216.

asesoria online ecommerce shopify sana comm madrid

¿En qué consiste el Modelo 216?

El Modelo 216 es un documento que se presentará a la Agencia Tributaria para declarar el Impuesto sobre la Renta de No Residentes. En este formulario se tendrán que declarar los ingresos retenidos y a cuenta de rentas obtenidas por aquellos trabajadores no residentes en España y sin establecimiento permanente.

Agencia Tributaria: residentes y no residentes en España

A la hora de tributar, es necesario conocer el criterio que sigue la Agencia Tributaria para declarar a los residentes o no residentes en territorio español, ya que las personas físicas y entidades obligadas a pagar el IRNR serán quienes deban presentar el modelo 216 a Hacienda.

En este contexto; y en base a lo establecido en el artículo 9 de la Ley 40/1998, de 9 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras Normas Tributarias; se considerará como residente español a toda persona físico jurídica que:

– Permanezca más de 183 días, durante el año natural, en España. Se computarán las ausencias esporádicas salvo que el contribuyente acredite su residencia fiscal en otro país.

– Se encuentre en España el núcleo principal del contribuyente o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta.

– El contribuyente no separado legalmente resida en España, al igual que los hijos menores de edad que dependan de él, de forma habitual (al menos 183 días).

Cuando no se cumplan estos requisitos, se deberá tributar por el IRNR y presentar el Modelo 216.

Obligados a tributar por el IRNR

Una vez aclarado el criterio con el que la Agencia Tributaria clasifica a residentes y no residentes en España, el artículo 5 de la Ley 41/1998, de 9 de diciembre, sobre la Renta de no Residentes, establece que los obligados a tributar serán:

– Las personas físicas y entidades no residentes en territorio español, que obtengan rentas en el mismo, salvo que sean contribuyentes por el IRPF.

– Las personas físicas extranjeras que residan en España debido a empleos en oficinas diplomáticas o consulares.

– Empresas aseguradoras que presten sus servicios en España y tengan el domicilio social en otro Estado miembro de la Unión Europea. Sólo se tributará por las operaciones que se realicen dentro del territorio español.

– Empresas y entidades constituidas fuera de España, pero que tengan presencia en ella.

Plazos para presentar el Modelo 216

El modelo 216 se presentará de forma trimestral durante los primeros 20 días de cada trimestre. En el caso de las grandes corporaciones, este modelo será presentado de forma mensual. Será necesario acceder a la Sede electrónica de la Agencia Tributaria, donde encontraremos el formulario para rellenarlo. PRIMER TRIMESTRE

ABRIL

Del 1 al 20 ambos inclusive

SEGUNDO TRIMESTRE

JULIO

Del 1 al 20 ambos inclusive

TERCER TRIMESTRE

OCTUBRE

Del 1 al 20 ambos inclusive

CUARTO TRIMESTRE

ENERO

Del 1 al 20 ambos inclusive

La CCAA impulsan nuevas ayudas para los autónomos

A raíz de la crisis sanitaria, las comunidades autónomas ofrecen medidas complementarias a las del gobierno central

La pandemia mundial por coronavirus provocó que miles de autónomos de todos los territorios no pudieran desarrollar con normalidad todas sus actividades. Además, las medidas impulsadas para mitigar los efectos económicos y sanitarios a causa de la COVID- 19 provocaron que este sector de trabajadores quedara bajo mínimos. Las restricciones que se adoptaron siguen vigentes a día de hoy, lo que dificulta el trabajo de autónomos al frente del ocio nocturno, actividades culturales, transporte, agencias de viaje o restaurantes.

Es por ello que, tanto el Gobierno central como los autonómicos; a raíz del Real Decreto- ley 5/2021 de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19; están ofreciendo diferentes ayudas que impulsen la actividad de los trabajadores autónomos, ya que su supervivencia es vital para reactivar la situación económica que ha dejado el virus.

Muchos de ellos tuvieron que acogerse a los ERTE, ayudas nacionales dispuestas para cubrir las circunstancias en las que podrían verse envueltas los autónomos, ya fuera desde limitaciones en sus negocios o el cierre total de los mismos.

Ahora, las Comunidades Autónomas han lanzado diferentes líneas de ayudas económicas que complementan las del Gobierno central. Algunas de ellas como Andalucía, Castilla la Mancha, Extremadura, Aragón, Cataluña y Asturias, publicaron entre mayo y julio de este año nuevas ayudas para los autónomos con el fin de mitigar los efectos causados por el coronavirus.

ANDALUCÍA:

Medidas para mejorar la conciliación familiar, personal y laboral: forman parte de la orden reguladora de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, y por primera vez se destinan exclusivamente a trabajadores autónomos. Las subvenciones oscilarán entre los 1.700 y 7.200 euros y servirán para respaldar la contratación de desempleados en sus negocios para cuidar de hijos menores de tres años, cuando haya riesgo en el embarazo o en los periodos de descanso por nacimiento de un hijo. Las ayudas publicadas se podrán solicitar de forma telemática en la web de la Consejería hasta el 30 de septiembre de 2021 o hasta que se agoten los 1,6 millones de euros destinados a estas subvenciones, de forma telemática en la web de la Consejería.

Apoyo a feriantes: motivada por la difícil situación que atraviesa este colectivo, el decreto aprobado por el Gobierno establece una ayuda económica de carácter social de 2.400 euros. La subvención se realizará en un pago único en la cuenta bancaria facilitada por los solicitantes, con el objetivo de mitigar las pérdidas económicas de los autónomos a raíz de la situación sanitaria actual. La medida contará con un presupuesto de 13 millones de euros y se pretenderá beneficiar con ella a más de 5.400 trabajadores autónomos del sector.

Medidas para mejorar la seguridad de los negocios: la Junta de Andalucía destinará casi cinco millones de euros para subvenciones en régimen de concurrencia competitiva y podrán solicitarlas aquellos autónomos con menos de un empleado. También en los negocios con menos de 250 empleados podrán solicitar hasta el 2 de agosto de 2021 incentivos entre 1.2000 y 15.000 euros. Con ellos podrán cubrir hasta el 75% de las inversiones que lleven a cabo en materia de prevención de riesgos laborales.

Ayudas a los jóvenes para: o Poner en marcha un negocio: según el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, los jóvenes autónomos andaluces podrán solicitar subvenciones hasta el 4 de agosto de 2021 para llevar a cabo el funcionamiento y desarrollo de proyectos empresariales. Estas subvenciones han sido convocadas por el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) y corresponden al programa Innovactiva 6000, para fomentar el emprendimiento y el empleo entre los jóvenes, enfocándose en aquellos con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años.

o El inicio de una actividad: hasta el próximo 1 de octubre podrá solicitarse esta convocatoria de ayudas para impulsar nuevas actividades y dar respuesta a las necesidades de los jóvenes autónomos de Andalucía, con un presupuesto en torno a los 9 millones de euros. La cantidad destinada a hombres mayores de 30 años y mujeres que superen los 35, llegará hasta los 3.800 euros; mientras que los autónomos varones menores de 30 y mujeres menores de los 35 años, serán beneficiados con cantidades de 5.000 euros.

Tarifa plana a 30 euros: con el objetivo de favorecer el autoempleo, la Junta de Andalucía está impulsando nuevas medidas para trabajadores autónomos menores de los 30 años de edad. Esto implica que, aquellos que se den de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), podrán disfrutar de una tarifa plana de 30 euros, en vez de los 60 euros marcados por las ayudas estatales.

CASTILLA LA MANCHA:

Los autónomos de la comunidad manchega tendrán hasta septiembre para solicitar las ayudas que ha puesto en marcha La Consejería de Economía, Empresas y Empleo de Castilla La Mancha. Estas subvenciones servirán para que los autónomos se formen en prevención de riesgos laborales, a través de cursos impartidos por la administración territorial y el pago anticipado de 200 euros para los trabajadores por cuenta propia.

EXTREMADURA:

La Junta de Extremadura aprueba en un nuevo decreto la convocatoria de ayudas para el fomento, consolidación y modernización de los trabajadores por cuenta propia de la comunidad extremeña. Este Plan de Empleo Autónomo tendrá un presupuesto de 38 millones de euros y se pretende ayudar con él a unos 6.900 autónomos.

Las ayudas irán desde los 5.000 a los 9.000 euros y se podrán solicitar hasta el 30 de marzo de 2022. Sin embargo, para los afiliados al RETA que hayan iniciado su actividad a partir del 1 de marzo de 2020, cuando empezó la pandemia, el plazo para solicitar las ayudas será hasta el 6 de julio de 2021.

Del mismo modo, la Junta estableció cuatro programas de ayudas para el fomento y mantenimiento de autónomos de la comunidad. Por un lado, las ayudas acogen a personas desempleadas que se establezcan como trabajadores por cuenta propia y familiares contratados como autónomos colaboradores. Asimismo, estas ayudas prevén dos nuevos grupos: autónomos que modernicen su actividad y nuevos afiliados al RETA dados de alta recientemente.

ARAGÓN:

El 11 de febrero de 2021 se publicó en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) la ORDEN EPE/35/2021, de 28 de enero, que recoge las bases reguladoras para la concesión de subvenciones del Programa para el fomento y consolidación del empleo autónomo.

Este programa, tiene el objetivo de apoyar el emprendimiento y el autoempleo en la Comunidad Autónoma de Aragón. Para ello, se pretende fomentar que personas desempleadas se establezcan como trabajadores autónomos. De esta manera, se favorece el mantenimiento y la consolidación de su actividad económica y se promueve el relevo generacional y la inserción laboral de familiares colaboradores, según establece el Instituto Aragonés de Empleo (IAEM).

CATALUÑA:

El departamento de Empresa y Trabajo de la Generalitat de Cataluña ha puesto en marcha una cuarta línea de ayudas, con presupuesto de 10 millones de euros, para los locales de ocio nocturno que han vuelto a echar el cierre debido a las restricciones sanitarias por el coronavirus. Las bases publicadas por el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC), establecen que estas ayudas estarán dirigidas de forma específica a aquellos establecimientos que hayan tenido que cerrar sus espacios interiores desde el 9 de julio.

A estas ayudas se podrán acoger microempresas, autónomos y pymes del ocio nocturno. Se incluirán también las discotecas, salas de baile y de espectáculo, karaokes y bares musicales.

Las solicitudes se realizarán telemáticamente y las subvenciones serán de un pago único a cada beneficiario:

– Los negocios con menos de 10 trabajadores recibirán 8.000 euros

– Los negocios de 10 o más empleados y un aforo inferior a 1.300 personas recibirán 30.000 euros

– Los locales de 10 o más trabajadores y un aforo superior a 1.300 personas recibirán 50.000 euros

ASTURIAS:

Siguiendo la línea de Cataluña, en su reunión con el Consejo del Gobierno, el Principado de Asturias ha autorizado la convocatoria especial de ayudas para el ocio nocturno, con el que se espera beneficiar a alrededor de 400 negocios. Tendrá un presupuesto de 10,2 millones de euros, que podrían ampliarse hasta 5 millones más, con el objetivo de paliar las consecuencias de uno de los sectores más afectados por la COVID-19.

Los beneficiarios tendrán hasta este miércoles día 4 para solicitar las ayudas, que oscilarán entre los 25.000 euros para los establecimientos con menos de 10 empleados y los 35.000 euros para aquellos con plantillas superiores.

Podrán optar a ellas todos los negocios con actividad de ocio nocturno, incluso aunque algunos como Oviedo, hayan aprobado una resolución que permite el uso hostelero a los locales de ocio nocturno.

Otro apoyo económico para los autónomos

En la comunidad madrileña se ha aprobado una línea de ayuda alternativa para apoyar a los autónomos que han sufrido a causa de la pandemia por coronavirus.

Se trata del Plan Relanza 2021, una subvención dirigida a los autónomos para mitigar las pérdidas económicas a raíz de la crisis sanitaria por coronavirus en sus empresas. La línea de ayuda será de 3.000 euros a fondo perdido, para aquellos trabajadores autónomos que prestan su actividad económica en el municipio madrileño.

Se podrá solicitar desde el 29 de julio de 2021 hasta el 30 de noviembre de 2021 y el trámite podrá realizarse tanto de forma online como presencialmente en el registro del Ayuntamiento de Madrid.