Los emprendedores somos poesía

Somos la búsqueda de

nuestros sueños, 

la creación de nuestra

vida. 

Empezamos sin nada y

con todo, 

arriesgamos lo que

tenemos y lo que no. 

La ilusión nos llena, los

sentimientos nos guían y

el trabajo diario nos hace

llorar, reír, gritar…

Nos atrevemos a cambiar

nuestro rumbo,

a no ser esclavos de la

pereza. 

Nos atrevemos a conocer

lo nuevo, 

a ser abiertos, a

escuchar a quien no

conocemos y ofrecer lo 

mejor de

nosotros en cualquier

momento

Hacemos nuestro

camino, 

nunca recto, siempre con

subidas y bajas. 

Lo hacemos a nuestra

maniera, fallamos y

acertamos, somos 

nosotros, 

somos valientes, somos

a nuestra forma. 

 

Bernardo Povedano

No te impidas ser feliz

Muere lentamente quien

no viaja

quien no lee, quien no

oye música, 

quien no encuentra

gracia en sí mismo. 

Muere lentamente

quien destruye su amor

propio, 

quien no se deja ayudar

Muere lentamente

quien no gira el volante

cuando esta infeliz

con su trabajo, o su 

amor, 

quien no arriesga lo

cierto ni lo incierto para ir

detrás de un sueño

quien no se permite, ni

siquiera una vez en su

vida, 

huir de los consejos

sensatos…

¡Vive hoy! ¡Arriesga hoy!

¡Hazlo hoy!

¡No te dejes morir lentamente!

 

Pablo Neruda

Emprendedor

Jóven tiene cinco letras, 

igual que tiene valor, 

once tiene emprendedor

y otras cinco tiene letra

Écha a tu esquema valor

su efecto multiplicador

vendrá siempre a tu favor

a satisfacer tus metas. 

Bien sabido es que el

valor al joven se le 

presume

más para algunos

resume su adstinencia de

rigor, 

señor, si deseas ser

señor y que nadie te

desplume

que tu vida no se esfume

y refuerzas su vigor

No esperes sea el patrón

que tus cenizas exhume, 

coge en tu barco el

timón, sé tu propio

funcionario

y no acuses al mar fario y

ni tampoco te abrumes, 

a tu vida no desplumes

siendo tu propio sicario. 

Joven eres ¡vive dios!

olvida las plañideras, 

no esperes a alguien

te quiera y se duela en tu dolor, 

que en este mundo

traidor tu serás lo que tu 

quieras

no has de vivir mientras

mueras esperando algún 

favor

Ponte al mundo por

montera y échale arrojo y

brío, 

al aguas van por el río y

las encauzas donde

quieras, 

acepta tu el desafío y no

construyas más

fronteras, 

las lágrimas son 

traicioneras, dueño eres

de tu albedrío

 

DonBuendon

Yo quisiera...!

Aquí de paso estamos, 

Esta vida nos enamora

Pero en breve nos

vamos, 

Por eso con gran afán

hay que aprovechar el 

tiempo, 

No es bueno ser

holgazan, 

Mejor es trabajar, 

Se viene a dejar huella, 

para que otros después

puedan caminar por 

ellas

No quiero estar inactivo, 

hay mucho que trabajar, 

porque está muy 

olvidada

nuestra vida espiritual

 

Bernardo Povedano

Mi maestro Federico

En aquella noche fria

parajos de mal agüero, 

prendieron a Federico

por ser el poeta del pueblo

Se lo llevaron atado

en un automóvil negro

y en un barranco 

escondido

le encontraron 

cementerio.

En Granada los Gitanos

lloran lágrimas de 

miedo

rezan tras las ventanas

serafines y toreros

la luna rota da pena

le buscan en Fuente

vaqueros

Dos mujeres enlutadas

esperan frente a un

espejo

 

Bernardo Povedano

Bernardo Povedano

Nacido en Zamoranos, provincia de Córdoba, admirador de García Lorca, entre otros, y denominado a si mismo «poeta del amor». 

Es nuestro maestro emprendedor. Tiene una historia de superación sobrevenida de una hemplejia, la cual, no le hizo caer en la pereza sino al contrario, convertirse en escritor y poeta. Incansable donde se ve el fortunio allá donde otros solo ven lo contrario. ¡Gracias Bernardo!