loteria-tributacion-hacienda

Cómo tributa Lotería de Navidad

Se acercan las fechas navideñas y todos tenemos en mente, además de los regalos y las cenas de Navidad, el afamado Sorteo Extraordinario de Navidad. ¿Quién no ha soñado alguna vez que haría si le tocara el “gordo” de la Lotería de Navidad? ¿Pero qué sucede si realmente te toca el premio?

Los agraciados en el Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad, que se celebra el 22 de diciembre, cobrarán el importe del premio con el gravamen del 20% a los premios superiores a 2.500€ previamente descontado.

Recordamos que los premios de Lotería y Apuestas del Estado tributan desde el 1 de Enero de 2013. La “mecánica de tributación” es sencilla, ya que el mismo organismo de Loterías es quien queda encargado del ingreso de Hacienda. De manera que, cuando el afortunado reciba el premio, vendrá ya descontado con el consabido 20% sobre la cuantía del premio que excede de los primeros 2.500€. Es importante saber que no será necesario volver a incluirlo en la Declaración de la Renta ni el premio ni la retención.

Tributación de un premio compartido

No obstante, sí deberán declararse los rendimientos que de la cuantía económica o las inversiones realizadas con dicho premio. Si el premio de Lotería de Navidad fuera compartido, el importe exento se calculará en función del número de personas que lo compartan, aplicándose el límite exento de 2.500€ por cada uno de ellos.

Tributación del premio si una Sociedad resulta premiada

Si una Sociedad resulta premiada, la tributación varía notablemente, porque no puede aplicarse el límite exento. La cantidad resultante quedará integrada directamente en su base imponible del Impuesto de Sociedades, descontándose de la cantidad que les resulte a pagar de la retención que les han practicado.

Premios inferiores a 2.500€

Por otra parte, hay que tener en cuenta que si un décimo ha sido agraciado con un premio inferior a 2.500€, Loterías y Apuestas permite cobrarlo a partir del día siguiente al sorteo en los diferentes puntos de ventas autorizados.

Caducidad de un décimo

Finalmente, y lo más importante, es no olvidar que un décimo agraciado tiene fecha de caducidad: tres meses a contar desde el día siguiente a la celebración del sorteo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *