5 pasos a seguir para disolver una Sociedad

La disolución de una sociedad se puede producir por diversos motivos pero en todos los casos debemos seguir un procedimiento en varias etapas. A continuación, explicamos el proceso:

La disolución de la sociedad deberá formalizarse mediante escritura pública ante notario e inscribirse e el Registro Mercantil

1. Causa e inscripción

La disolución de la sociedad deberá formalizarse mediante escritura pública ante notario e inscribirse e el Registro Mercantil, correspondiente al domicilio de la empresa y a su publicación en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

2. Liquidación de la Empresa

Una vez acordada la disolución, se abre el periodo de liquidación de la sociedad. La finalidad de este periodo de liquidación es el reparto del patrimonio social resultante de la misma entre los socios.

Operación de liquidación:

  • Cobros de los creditos de la sociedad
  • Pago de las deudas de la sociedad
  • Enajenación / venta de los bienes de la sociedad

3. Celebración de la Junta General de socios

Concluidas las operaciones de liquidación se celebrara la Junta General de socios para la aprobación del Balance final de liquidación, junto con un informe completo de las operaciones de liquidación, así como la propuesta de división del patrimonio social resultante entre los socios, en función de lo que determine los estatutos.

4. Escritura Pública e inscripción en el Registro Mercantil

Una vez completados los procesos de disolución y liquidación, estos deben otorgar por escritura publica los acuerdos adoptados de extinción de la sociedad ante Notario. Esta se inscribirá en el Registro Mercantil y se hará constar la cancelación de los asientos registrales de la sociedad en el mismo.

5. Tributación de la Operación

La tributación de la operación se realizara por el importe de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados en su modalidad de Operaciones Societarias, que pagaran los socios en base a la cuota de liquidación recibida por cada uno.