El Black Friday y su efecto en el sector empresarial: ¿Es tan bueno como nos cuentan?

Hace unos años se importó a España el Black Friday. Una tradición americana enfocada en ofrecer, el último viernes de noviembre, ofertas y descuentos destinados a incentivar las compras en el periodo previo a la campaña de Navidad.

El Black Friday surgió en la década de los años 60 en Estados Unidos. Allí, nació esporádicamente la práctica de ofertar descuentos el día posterior a Acción de Gracias para aumentar las ventas previas a las festividades navideñas.

El fenómeno comenzó a llamarse así debido a que los policías del área metropolitana de Filadelfia empezaron a denominar ese día como “viernes negro” debido a la cantidad de altercados e incidentes que se producían en las colas y avenidas comerciales por las rebajas.

Cuándo llegó el Black Friday a España

En España, el Black Friday llegó alrededor del 2010 y fueron las grandes plataformas y superficies las primeras en acogerse a esta tendencia. Los pequeños y medianos comercios tardaron poco tiempo en adaptarse también a la festividad y en pocos años, ha conseguido extenderse a prácticamente todos los sectores comerciales.

Y es que, de la noche a la mañana, el Black Friday se ha convertido para los consumidores en España en una oportunidad perfecta para realizar las compras navideñas antes de tiempo y con descuentos.

Al menos el 50% de los españoles ya hace compras en el Black Friday

Según estudios, al menos el 50% de los españoles realizan compras en el Black Friday y en torno al 30% adelantan parte de sus compras de Navidad a la festividad atraídos por las ofertas y bajadas de precio.

Sin embargo, ¿son todo ventajas lo que ofrece? Muchos han sido los estudios que han analizado el efecto del Viernes Negro en las empresas, especialmente la incidencia en las de menor tamaño.
Las conclusiones han sido dispares. Para algunos sectores y empresarios, el Black Friday les supone una oportunidad de aumentar ventas. Para otros, la oferta de las grandes multinacionales les imposibilita la opción de competir en el mercado.

El punto en común que todos los estudios han compartido es el efecto de “consumo compulsivo” que se genera en los consumidores durante los días que dura el Black Friday y la huella contaminante que implica la sobrecompra de productos y su distribución antes de Navidad.

El Green Friday: una iniciativa que hace frente al Black Friday

Motivo, por el que en los últimos años, a nivel internacional se están creando nuevas alternativas enfocadas al consumo sostenible y al mantenimiento de la economía de empresa.
Y de todas estas nuevas tendencias, la más conocida es el Green Friday. Una iniciativa propuesta para el mismo día en el que se celebra el Viernes Negro que tiene por objetivo promover un consumo distinto, más responsable y sostenible.

Su idea consiste en sustituir las compras consumistas de la festividad del Black Friday por unas menos impulsivas, más constantes y presentes en el pequeño comercio, en productos ecológicos y en establecimientos de segunda mano.

Y es por esto que desde ASESORUS os animamos este 29 de noviembre a uniros al Green Friday y a realizar un consumo más sostenible, más cercano y más útil. Con ello mejorará la imagen del comercio, la satisfacción del cliente y además contribuiremos a mejorar la sostenibilidad y ayudaremos a preservar el medio ambiente.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp