Todo lo que debes saber sobre los contratos de becarios

La gran mayoría de los estudiantes universitarios o de ciclos formativos no cuentan con la experiencia suficiente para desarrollar un trabajo en el momento en que finalizan sus estudios y desean incorporarse al mundo laboral. Es por eso que surgen los contratos de becarios.

Una buena forma de evitarlo es complementar su formación con prácticas en empresas durante sus estudios. En condiciones normales de trabajo, el coste laboral de contar con becarios en plantilla siempre es más bajo que contratar empleados.

Es importante saber que cuando contratas a un becario, este todavía no ha terminado su formación como ocurre con los contratos de prácticas. Además, se debe tener mucho cuidado de no abusar porque sus costes laborales son bajos. La ley no permite que las empresas contraten trabajadores becarios para trabajos ajenos a su formación.

En que consisten los `contratos de becarios´

Aunque son comúnmente conocidos como contratos, no están regulados como tal. Se trata de convenios temporales de prácticas en los que hay tres intervinientes: el estudiante becario, la empresa contratante y el centro educativo.

El estudiante está en plena formación y gracias a su puesto de becario adquirirá una formación práctica sobre sus estudios. Las condiciones laborales se recogen en convenio.

Los becarios pueden realizar, según convenio, unas horas totales de dos tipos:

  • Horas obligatorias en practicas curriculares. Son indispensables para obtener la titulación y por ello forman parte del propio plan de estudios elaborado por el centro. No suponen una relación laboral.
  • Las practicas extracurriculares realizadas voluntariamente. Se trata de una relación laboral de carácter especial, donde el becario se encuentra dado de alta y percibe una remuneración.

Los requisitos principales para este tipo de contratos son:

  • La empresa debe tener un convenio formativo con algún centro de formación y éste le facilitará los alumnos disponibles para realizar dichas prácticas.
  • Las prácticas tienen que estar vinculadas con los estudios universitarios o de formación profesional que esté realizando el estudiante.

Las principales dudas de las nuevas cuotas de autónomos

 

Beneficios y dudas habituales sobre los becarios

¿Sabías que en la gran mayoría de casos no tiene ningún coste de seguridad social para el empresario? Si la empresa decide remunerar al becario, las prácticas externas curriculares remuneradas tendrán una bonificación del 100% en la cotización a la seguridad social.

Por otro lado las extracurriculares remuneradas no disponen de ningún tipo de bonificación, suponiendo un coste de 56,90 euros, de los que 8,49 corren a cargo del becario y los 48,41 restantes a cargo de la empresa.

La remuneración de los trabajadores suele oscilar entre los 300 y los 600 euros mensuales, resultando mucho más económico que el coste del S.M.I. actual de 1166,67€ y más aún del salario publicado en los diferentes convenios.

La duración de las prácticas vendrá marcada por las horas lectivas necesarias y que se pactarán en el acuerdo de formación.

Además, podréis formar a una persona que por norma general viene sin experiencia laboral y resultará mucho más fácil sin esas costumbres que tienen los trabajadores con dilatada experiencia y  no siempre cuadran con la forma de trabajar de la empresa.

Detalles a tener en cuenta

Debes saber que la contratación de una persona en prácticas no puede suponer la sustitución efectiva de un trabajador.

Este punto es importante dado que ya existen sentencias que dictan que la relación tendría que ser la misma que la de un trabajador por cuenta ajena si se interpreta que la beca disfraza una relación laboral cuando la actividad desarrollada por el becario, de no hacerlo éste, la tendría que atender otro empleado o personal.

Este hecho daría lugar a invalidar dichas prácticas como becario y debería tramitarse un alta por cuenta ajena como la de cualquier otro trabajador.

Plan Relanza: ayudas de hasta 3.000 euros para autónomos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp