¿Qué gastos puedo deducirme como autónomo del IVA trimestral?

El 1 de octubre abre el plazo para presentar el tercer trimestre del IVA de autónomo. Se corresponde con el Modelo 303 y ha de ser presentado de forma trimestral por autónomos y empresas obligados a ello. Una vez que se presenta un modelo 303 trimestral, se debe presentar un resumen anual utilizando el modelo 390, que combina los cuatro trimestres.

Los trabajadores por cuenta propia deben declarar el IVA entrante y saliente a Hacienda cada trimestre. De acuerdo con estas obligaciones tributarias, el trabajador por cuenta propia puede deducir varios gastos, lo que sin duda ayudará a minimizar estos gastos y podrá destinar fondos para el desarrollo de su actividad en la medida de lo posible.

En esta declaración trimestral, los autónomos deberán devolver a Hacienda el exceso de IVA recaudado como diferencia entre el IVA recaudado y el IVA pagado.

En qué afecta a los autónomos la reforma de la Ley Concursal

 

Los gastos deducibles deben cumplir varios requisitos:

  • Deben estar relacionados con la actividad profesional. En este sentido, se aceptarán las tarifas asociadas con las actividades de información. Por tanto, deben ser 100% gastos relacionados con la actividad profesional.
  • Una vez que toda la información fiscal del trabajo por cuenta propia esté disponible, debe autenticarse por completo con los documentos apropiados, como facturas, a veces recibos o facturas simplificadas. Deben registrarse en los correspondientes libros de gastos e inversiones.

Lo más común es que la Agencia Tributaria acepte los gastos fácilmente justificables al tratarse de actividades directamente vinculadas con la propia naturaleza del negocio. Por todo ello, los gastos deducibles aceptados por Hacienda son:

Materiales y bienes necesarios en el negocio del autónomo

Son deducibles los materiales y productos obtenidos durante el trimestre necesarios para el desarrollo de las actividades. De hecho, estas tarifas tienden a ser la mayor cantidad retirada por la mayoría de las personas que trabajan por cuenta propia.

Especificar el material o la producción del autónomo no es fácil, ya que en este caso dependerá del tipo de negocio del autónomo.

Servicios de asesoría o gastos de profesionales independientes

Una de las pocas deducciones que no suponen un problema para los autónomos es la gestión profesional o los servicios de consultoría.

Al igual que un abogado o un notario, aquellos autónomos que cuenten con un gestor o asesor que lleve la contabilidad y que necesiten los servicios de un profesional externo para realizar la actividad podrán deducir de su extracto trimestral el importe facturado.

Una tarifa que es fácilmente razonable porque está directamente relacionada con las actividades que realiza el autónomo.

Gastos de manutención del autónomo

Se permite que los autónomos se deduzcan los gastos en dietas. Los autónomos pueden deducirse hasta 26,67 € al día por gastos de alimentación en su país de origen y 48,08 € si vienen del extranjero.

Por supuesto, cabe señalar que existen posibles deducciones por estas comidas, siempre que se cocinen en otro lugar, se paguen con tarjeta de crédito y se reserven los boletos.

La compra de un vehículo del autónomo

Aunque el vehículo es un gasto controvertido para los autónomos y el Ministerio de Hacienda, la deducibilidad no suele ser un problema siempre que solo se incluya la mitad del IVA en el IVA.

La autoridad fiscal generalmente asume que el 50% de los formularios se falsifican automáticamente en el momento de la compra del vehículo y casi nunca verifica estos cargos. Siempre hay, eso sí, facturas y honorarios lógicos.

Publicidad y las tarjetas de visita

Los costos de publicidad de una marca o negocio son deducibles. Por ejemplo, si un autónomo invierte en anuncios de Facebook u otra publicidad para aumentar la visibilidad de su negocio, puede incluir estos gastos en su autoliquidación a modo de franquicia.

Además, los profesionales también pueden deducir el IVA del coste de la elaboración de tarjetas de visita para potenciar su marca personal o de empresa.

La asistencia a eventos relacionados con el negocio

Muchos autónomos suelen asistir a ferias comerciales o eventos relacionados con su negocio como compradores o expositores. Son deducibles siempre que estén directamente relacionados con la industria y su relación con el negocio sea razonable.

Las entradas a ferias, convenciones y otros eventos que puedan ser de interés para su negocio también pueden incluirse como gastos razonables para la deducción del IVA si disponemos de factura o como gasto si disponemos de entradas.

El teléfono fijo y el Internet

Aunque las propias tarifas de Internet y del móvil pueden catalogarse como tarifas controvertidas por la dificultad de obtener un uso exclusivo para fines profesionales, existe una excepción: las líneas que solo se incluyen en los contratos de oficinas o locales comerciales.

Como medio de prueba de todos estos gastos deducibles, Hacienda establece que es valido cualquier prueba aceptada en Derecho. Algunos de los ejemplos probatorios serian:

  • Tickets de aparcamiento con indicación del número de matrícula.
  • Transferencias bancarias o pagos con bizum que lleven concepto.
  • Videos o fotografías para demostrar la localización del autónomo.
  • Llamadas telefónicas, emails o mensajes de WhatsApp.

Con la llegada del mes de octubre, no olvides estar al día de tus obligaciones fiscales. Desde Asesorus podemos encargarnos de la presentación de todos tus impuestos para que ganes en tranquilidad de la mano del mejor equipo de asesores fiscales.

La nueva Tarifa Cero de la Comunidad de Madrid para autónomos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp