Así es como actúa Hacienda cuando investiga a los autónomos

La Agencia Tributaria y Hacienda investiga a cerca de un millón de autónomos y empresas cada año. Su objetivo, es detectar el fraude fiscal y la evasión de impuestos. En la mayoría de los casos, las inspecciones se producen sin necesidad de que el cuerpo de inspección se personifique, aunque hay excepciones.

Dichas excepciones dependerán de la gravedad del delito que se pueda estar cometiendo. Habitualmente y como primer paso a la hora de investigar a un autónomo o a una empresa, Hacienda solicita documentación que justifique los ingresos e impuestos declarados por el contribuyente.

En el 99% de las ocasiones, los casos logran resolverse de forma telemática, independientemente de que exista un error o un delito. Sin embargo, hay momentos en donde el Fisco -debido a la gravedad- decide realizar una visita in situ al negocio. Con el objetivo de recaudar indicios e información que les ayude a demostrar que se está cometiendo un fraude fiscal o una evasión de impuestos.

Inspecciones para los autónomos

Para los autónomos, el procedimiento sigue la misma norma. En la mayoría de los casos, con un requerimiento de información y documentación es más que suficiente. La Agencia Tributaria, mediante una carta certificada, informa al autónomo de que se está produciendo una inspección hacia su persona y procederá a solicitar información para la defensa de su caso.

Con la aportación de documentación suele ser más que suficiente para determinar una sanción o una rectificación. Aunque, hay ocasiones en las que se decide realizar una visita in situ para comprobar si la producción y venta de ese negocio se ajusta a la declaración.

Actualmente, se ha determinado que toda visita e inspección de Hacienda debe ser previamente comunicada a la empresa o autónomo antes de realizarse. Sin embargo, hay ocasiones en las que se producen visitas de forma sorpresa. Cuando se corre el riesgo de que pueda llevase a cabo una destrucción de pruebas.

Inspecciones de un negocio sin previo aviso

Según Hacienda, las visitas in situ sorpresa a negocios y autónomos se producen en la mayoría de los casos por denuncias de personas anónimas que trabajen o hayan trabajado en el negocio.
Cuando esto se produce, Hacienda activa un protocolo en el que se comprueba la denuncia con sus bases de datos y si existe una posible discrepancia, se procede a realizar una visita para comprobar que la información aportada por la denuncia es verídica.

Inspectores de Hacienda: ¿Debo dejarles entrar?

Por norma general, este tipo de visitas suelen producirse por orden de un juez, por lo que el autónomo -si existe una orden de registro- deberá dejar que los inspectores de Hacienda realicen y recauden cualquier tipo de información para evitar problemas mayores con la administración.

e-comerce 2021

¿Necesitas recurrir una multa en Hacienda? Te enseñamos cómo hacerlo

Hacienda sanciona económicamente y de forma muy frecuente a aquellas personas que cometen infracciones en la Agencia Tributaria. En la mayoría de los casos, dichas infracciones son ocasionadas por errores del cotizante. Situaciones que se pueden recurrir por el fisco independientemente de la sanción, las multas y del error cometido.

La mejor forma para hacerlo es dirigiéndose a la Agencia Tributaria a través de sus canales y vías online específicas para este tipo de situaciones.

La administración establece diversos canales telemáticos para presentar documentación y gestionar trámites tributarios. Sin embargo, el más completo y útil por el que gestionar todo tipo de trámites es a través de su canal principal, la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria.

El recurso inhabilita la posibilidad de optar a beneficios y descuentos en caso de no ser concedido

Dicha plataforma dispone de un apartado específico para recurrir sanciones y para poder acceder a él será necesario disponer de un certificado digital, un DNI electrónico o la conocida como Clave PIN.

 

emprendedor

emprendedor

Tras identificarse, se podrá especificar la sanción que se pretende recurrir, acreditando la información necesaria para ello -como documentación que solvente el error, facturas, recibos, etc.- y los comprobantes en caso de que sean necesarios.

Es importante recordar a los tributantes que recurrir una sanción puede tener sus consecuencias. Principalmente cuando el recurso se deniega ya que, si así ocurre, la persona no puede obtener ventajas fiscales como las reducciones de la sanción o incluso el pago por plazos.

¿Cómo reducir o aplazar el pago de una sanción de la Agencia Tributaria?

Si no se recurren las sanciones, el cotizante puede beneficiarse de una serie de prestaciones. Entre ellas destacan la reducción de la multa o incluso, el pago por plazos de la misma.

Las reducciones pueden llegar hasta el 50% del importe total de la sanción. El pago por plazos o el aplazamiento siempre que el importe supere los 5.000 euros.

Los 5 motivos más comunes por los que Hacienda investiga a los autónomos

Someterse a una inspección de Hacienda puede ser uno de los mayores temores para los pequeños empresarios. Más después de que la Agencia Tributaria anunciara que durante este año y el que viene pretende realizar al menos 1,4 millones de revisiones y actuaciones de control, muchas de ellas a autónomos.

Entre sus objetivos se encuentran el detectar fraudes en entornos como el de los autónomos y los pequeños comercios ya que es en este sector en donde se producen la mayoría de las infracciones que acaban pasando desapercibidas para la administración.

Reducir la economía sumergida se ha convertido en uno de los principales objetivos de la Agencia Tributaria y por ello, dentro de su nuevo plan de control tributario, pone el foco al autónomo y a la pequeña empresa que en la actualidad puedan estar declarando por debajo de la media de su sector o puedan estar haciendo un mal mucho uso del efectivo (recordemos que también se ha reducido este año de los 2.5000 euros a los 1.000 euros).

Por ello, desde ASESORUS, debido a esta situación, hemos creído conveniente explicaros cuáles son los motivos que pueden llevarte a ser una de las personas seleccionadas por Hacienda para abrir una investigación sobre tu negocio y, en caso afirmativo, las maneras con las que podrías evitar problemas con la Agencia Tributaria. ¡Empezamos!

1. Meses sin ingresos pero mismos gastos

Una de las principales razones por las que Hacienda decide investigar a una empresa pequeña o a un autónomo es debido a sus declaraciones de gastos y la falta de ingresos.

La pandemia ha hecho que esta situación sea común. Sin embargo, muchos autónomos declaran pérdidas de forma continuada realizando gastos de su actividad y manteniendo un nivel de vida similar. Motivo por el que es muy probable que reciban una llamada de la Agencia Tributaria en caso de que la situación se extienda a lo largo de varios trimestres.

2. Devoluciones tributarias excesivas

La devolución del IVA de forma excesiva es otro de los motivos más comunes por los que se decide abrir una investigación. Ocurre en situaciones en donde las personas a la hora de declarar el IVA, obtienen una cantidad a devolver demasiado grande. Motivo de peso para que el Fisco decida incluir a la empresa dentro de un plan de comprobación para los próximos meses.

Para evitar este tipo de situaciones es muy importante el saber qué elementos podemos deducir y cuáles no de nuestro negocio. Por eso desde ASESORUS creemos que dejar en manos de profesionales tus facturas y contabilidad es la mejor forma de evitar este tipo de conflictos que a la larga pueden perjudicar tu proyecto.

3. Desajustes entre los modelos trimestrales y los anuales

Que las cuentas no cuadren también es uno de los motivos más comunes de la Agencia Tributaria para decidir investigar a un autónomo o no. Ya sea de forma intencionada o simplemente un error de contabilidad, que se produzca un desajuste entre las cuentas trimestrales en las declaraciones del IVA o IRPF con los modelos anuales es motivo de inspección.

autonomos-gastos-deducibles-hacienda

4. No declarar subvenciones, prestaciones y ayudas

No declarar subvenciones, prestaciones y ayudas percibidas también puede suponer una grave sanción y una investigación por parte de Hacienda. Especialmente en la actualidad, cuando el número de ayudas ha aumentado debido a la pandemia del coronavirus. Como por ejemplo, las ayudas a los autónomos concedidas por las CC.AA o por la prestación por el cese de actividad.

5. Inactividad de la sociedad

Sin embargo y ya para finalizar, si hay un motivo que se encuentre al alza entre el tejido empresarial en España que actualmente Hacienda está tratando de investigar y de sancionar son las situaciones en las que los empresarios deciden dejar una sociedad inactiva con deudas y crear una nueva para realizar actividades similares, manteniendo mismos socios o incluso la misma sede fiscal.

La pandemia del coronavirus ha hecho que esta situación sea cada vez más común entre autónomos y pequeñas empresas. Motivo por el que gran parte de la campaña de la Agencia Tributaria contra la economía sumergida y el fraude fiscal se encuentra actualmente enfocada en evitar este tipo de situaciones.

 

asesoría-online-ecommerce-shopify-sana-comm-madrid

Así serán los cambios de cara a noviembre en el pago de deudas a Hacienda

La Agencia Tributaria, por orden ministerial, ha procedido a realizar una serie de cambios técnicos para el pago de deudas a Hacienda. Las modificaciones se han producido a la hora de abonar el importe deudor tanto con tarjeta bancaria como en efectivo.

Todo debido a los cambios que en noviembre ocurrirán en el conocido como Número de Referencia Completo (NCR). Un código de 22 dígitos que es emitido por las entidades bancarias que permite a los trabajadores y contribuyentes realizar pagos en la Hacienda fuera de plazo.

La computación y data de este tipo de mecanismo se encuentra desfasada y limitada. Su creación se remonta al año 1999 y, con la digitalización y actualización de los sistemas de cobro de los últimos años, está obsoleto. Motivo por el que desde la administración han procedido a realizar modificaciones que se encontrarán vigentes a partir del mes de noviembre.

Así serán los nuevos cambios

Entre ellos destaca que la propia Agencia Tributaria será la que, a partir de noviembre, emitirá los Números de Referencia Completos (NRC) en vez de las entidades bancarias para la agilización de trámites.

Así, el NCR cambiará su definición como tal y pasará a ser un número de 22 dígitos generado informáticamente por la Agencia Tributaria que permitirá además asociarlo a diferentes trámites y sistemas de la administración como, por ejemplo, los avales.

También, la modificación incluye a su vez, cambios en la redacción del Artículo 3. Un documento que interesa al sector de los autónomos ya que es el que determina la justificación de los ingresos y la documentación que debe disponer el trabajador para presentar a la Agencia Tributaria un ingreso.

Con los nuevos cambios, la documentación a aportar quedaría de la siguiente forma: fecha de ingreso (o prestación de la solicitud de devolución); importe de la operación, ingreso o abreviatura en donde se pueda identificar el concepto; la clave de la entidad y oficina receptora y, por último, el nuevo Número de Referencia Completo (NRC) asignado al ingreso.

Cuándo entran en vigor los cambios

Dependiendo del motivo del pago a la Agencia Tributaria, la nueva normativa afectará en diferentes fechas.

  • En órdenes de embargo de cuentas bancarias de forma telemáticas, la orden afectará a partir del 17 de diciembre del 2021.
  • Para pagos de objeto de domiciliación bancaria, la orden se aplicará a partir del 30 de noviembre
  • Los ingresos efectuados en Sede Electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria o mediante el Portal de Subastas de la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado, la orden ya se encuentra en marcha desde el 7 de septiembre
  • Por último, en el resto de los ingresos a la Agencia Tributaria, la orden se aplicará a partir del día 4 de enero del 2022.