Así es la nueva ley de startups: más ventajas fiscales, ventanilla única y cambios estructurales

A principios del mes de diciembre se conocía la noticia. El Consejo de Ministros aprobaba el nuevo Anteproyecto de Ley del ecosistema para empresas emergentes, más conocida como ley de startups. Un proyecto que cambia gran parte de la legislación para este tipo de empresas, cada vez más presentes dentro del tejido empresarial español.

Las variaciones, según fuentes del propio Ministerio de Asuntos Económicos, se han producido como consecuencia de las demandas que el propio sector pedía. Y entre ellas, destacan cambios tanto a nivel fiscal como de organización. Conozcámoslos

Número de startups creadas

El primero de ellos se ha producido en el número de empresas que un emprendedor podía tener creadas previamente para poder acogerse a esta ley. El número se localizaba en tan solo una, es decir, solo disponían de una oportunidad para acogerse a beneficios fiscales durante los primeros años de vida de empresa.

Sin embargo, con los nuevos cambios, los empresarios podrán acogerse a ella hasta un total de tres veces con hasta tres empresas diferentes. Un cambio más que demandado por el sector, que exigían más oportunidades en un modelo de empresa destinado a la inversión, la innovación y el desarrollo tecnológico.

Estos son los pasos que debes seguir para contratar a un trabajador en tu empresa por primera vez

Ventanilla única

El siguiente cambio viene enmarcado en la gestión y certificación de la startup. Que a partir de esta nueva modificación en la ley, pasará a realizarse a través de la ventanilla única. Con el objetivo de reducir trámites, costes notariales y registrales y periodos de tiempo innecesarios.

Será gestionada por ENISA cuando se produzca la constitución y una vez realizada, pasará a ser controlada por la Oficina Nacional de Emprendimiento y por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)

Ventajas fiscales

En materia fiscal, se producirá una reducción del Impuesto de Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de no residentes, que pasará del 25% al 15% durante 4 años.

Se permitirá el aplazamiento del pago de la deuda tributaria para la empresa y el emprendedor sin intereses ni garantías durante dos ejercicios económicos.

Los primeros 100.000 euros de inversión de una startup quedarán libres de impuestos hasta para el propio emprendedor. Y, los realizados de forma posterior, podrán beneficiarse de hasta un 50% de deducción durante los cinco primeros años de vida de la firma y siete en caso de biotecnológicas, energéticas, industriales y otros sectores estratégicos.

Por último, también se producirán cambios en el limite de las stock options que quedarán libres de impuestos hasta los 50.000 euros (en la actualidad el límite se encuentra en los 12.500).

Inversión extranjera

Además, como extra y como forma de incentivar la inversión internacional en España, se agilizarán trámites necesarios para la obtención de visados. Los inversores no residentes en España tan solo necesitarán un NIF, en lugar del NIE. Y para poder acceder al visado especial, se rebajará de 10 a 5 años la no residencia previa en España.

asesoría-online-ecommerce-shopify-sana-comm-madrid

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.