Mujeres emprendedoras

Mujeres emprendedoras

En la actualidad, no podemos hablar de emprendimiento sin mencionar la equidad de género. Para las Naciones Unidas, éste no sólo es un derecho humano fundamental, sino que además, supone una de las bases esenciales a la hora de construir un mundo próspero, pacífico y sostenible. Aunque es cierto que gracias al empoderamiento y la autoconciencia de la fuerza femenina se han conseguido romper techos de cristal, todavía queda un largo camino por recorrer en el entorno laboral. Por otro lado, la pandemia mundial por coronavirus se ha convertido en una dificultad añadida para las mujeres emprendedoras y, en algunos casos, sus efectos podrían revertir los escasos logros y agravar las desigualdades existentes.


¿Cuál es la situación actual del emprendimiento femenino?

A pesar de que todos los emprendedores, independientemente de su género, deberían tener las mismas oportunidades y acceso a recursos en la creación de empresas, aún se distinguen ciertas diferencias entre ambos géneros.

Según el informe de Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2019-2020, sólo el 20% de las startups son impulsadas por mujeres y ‘’ganarse la vida porque el trabajo escasea’’ se ha convertido en el motivo principal por el que ellas emprenden. En cuanto a la Tasa de actividad emprendedora femenina global, el informe la sitúa en un 10% y, ambos datos, apenas han variado en los últimos años.

Asimismo, a través del Mapa del Emprendimiento (2020) presentado por Spain Startup- South Summit, podemos conocer que alrededor del 41% de las startups en España tienen, al menos, una mujer emprendedora dentro de su equipo fundador.

¿A qué obstáculos se enfrenta el sector femenino?

Si bien es cierto que los avances en la equidad de género han permitido que, sobre el papel, mujeres y hombres tengan las mismas oportunidades, a la hora de la verdad existen varios obstáculos que explican la realidad de la situación:

  • Menor presencia de mujeres en el STEM: se estima que alrededor de un 30% de mujeres del mundo estudia carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), según datos de la UNESCO. Este porcentaje es aún menor  en carreras relacionadas con la ingeniería (8%) o con la información tecnológica (3%).
  • El miedo al fracaso: en España, uno de los mayores inconvenientes a la hora de emprender es la incertidumbre y el miedo a fracasar. Según el Informe GEM 2020, más de la mitad de las mujeres emprendedoras manifiestan este problema (54%). Este porcentaje se eleva quince puntos respecto al año anterior (38,4%) y es superior al de los hombres emprendedores (43,3%).   
  • Financiación: uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las mujeres emprendedoras es que las tomen en serio al 100%. De hecho, los altos cargos son mayoritariamente ocupados por hombres, aunque poco a poco el acceso a los cargos ejecutivos es algo que está mejorando actualmente. Conforme a esta situación, existen varios programas de financiación, como el Financiamiento para Mujeres Emprendedoras (We-Fi). Del mismo modo, existen también programas de promoción y apoyo a la actividad empresarial de las mujeres, a nivel nacional, como PAEM.
  • Emprendimiento por necesidad: El último informe GEM Global refleja que la TEA femenina es aproximadamente tres cuartos de la masculina. Y es que la mayoría de mujeres no emprenden por oportunidad sino porque necesitan el empleo. Por lo general, las mujeres tienen menos posibilidades de acceder al mercado laboral y aproximadamente un 60% trabaja en la economía informal, lo que las hace más propensas a caer en la pobreza.
  • La crisis sanitaria: la pandemia por coronavirus provocó un parón en la actividad emprendedora del año 2020, situando la TEA total en un 5,2%. Este parón fue más acusado en el caso de las mujeres. Según el Informe GEM España 2020- 2021 elaborado por RED GEM España y ENISA, ‘’en el año 2019 se había alcanzado una convergencia en las TEA y una proporción casi paritaria en todas las fases del proceso emprendedor, con el 48% de las iniciativas nuevas lideradas en femenino’’. Tendencia que se rompe en 2020 donde apenas se supera el 40%.

iniciativas-puestas-en-marcha-por-mujeres

El crecimiento femenino va en sintonía con la evolución laboral de la mujer

En el siglo XXI las mujeres no sólo han avanzado en el reconocimiento de sus derechos sociales, sino que también han alcanzado grandes objetivos en sus derechos laborales, como llegar a posicionarse en empleos anteriormente exclusivos para hombres y conseguir el reconocimiento por el que han luchado tanto. Según datos del GEM Global, a pesar de que el perfil emprendedor sigue siendo predominantemente masculino en España, nuestro país se encuentra por encima de la media europea. Los españoles lideramos desde hace unos años la paridad en el entorno emprendedor europeo, con 9 mujeres emprendedoras por cada 10 hombres; mientras que la media en Europa es de 6 mujeres por cada 10 hombres.

Mujeres españolas emprendedoras

Sin embargo, y a pesar de los avances, se siguen detectando dificultades para emprender por parte del sector femenino. Estos obstáculos, que se remontan al papel que lleva impuesto la mujer en la sociedad desde hace siglos, se expresan en la brecha de género. En este contexto, según el Índice Global de la Brecha de Género, en el año 2020 España llegaba al 79.5%, posicionándose así entre los 10 primeros del ranking de países analizados. Este tipo de datos, muestra que, aunque se ha avanzado mucho en los derechos laborales de la mujer, aún queda un largo camino por recorrer.

asesoria online ecommerce shopify sana comm madrid

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.