Los mejores consejos para adaptar el teletrabajo durante el verano

El teletrabajo, trabajo o trabajo remoto se ha vuelto popular en la mayoría de las empresas, especialmente en la industria de servicios. La adaptación a este nuevo modelo en 2020 fue rápida. A día de hoy está pulida y refinada a falta de utilización.

El inicio del verano y cómo coordinar el teletrabajo es uno de los temas que más dudas plantea a las empresas. Cuando la temperatura sube, los días se alargan y la piscina empieza a llenarse… inevitablemente, la productividad cae en picado. Por este motivo, cerca del 30% de las empresas españolas optan por teletrabajar durante el verano.

Para los profesionales, teletrabajar desde casa en el verano es una oportunidad única de hacerlo en su resort. Hace que sea más desafiante concentrarse, organizarse y mantenerse motivado que en cualquier otra época del año.

Todo lo que debes saber sobre el cheque de 200 euros para autónomos

Los mejores consejos para el teletrabajo en verano son:

Organiza tu espacio de teletrabajo

Emplea los mejores momentos del día con luz y con temperatura agradables. La mente no funcionará si el cuerpo no se siente bien, y la mejor estrategia es elegir esos momentos en los que puede trabajar cómodamente sin interrupciones.

El primer paso es encontrar un área de trabajo que pueda ser tranquila, llena de luz natural y bien ventilada. Cuando se trata de muebles, es ideal contar con una silla ergonómica y ajustable, ya que estar sentado en una silla de madera plegable o rígida durante días puede afectar la postura del cuerpo y causar molestias como dolor de espalda y cuello.

Por otro lado, para evitar distracciones innecesarias, el escritorio sólo debe utilizarse para teletrabajo, es decir, en la medida de lo posible distinguir entre una mesa para comer y una mesa para realizar tareas de oficina.

Márcate objetivos y trabaja por proyectos

«Trabajar en un proyecto» puede sonar muy complicado, pero al fin y al cabo, las responsabilidades se dividen en pequeñas tareas que se pueden realizar en un corto período de tiempo y son supervisadas por un coordinador.

Esta forma de trabajar, también relacionada con la estacionalidad, puede ser un apoyo organizacional y garantía de resultados entre los empleados, por lo que es importante alcanzar las metas de la semana o del mes donde sea que se logren.

La clave del teletrabajo es tener la libertad de gestionar el trabajo y el tiempo libre. Esto significa que no tienes que sentarte en la oficina cuando tu productividad está baja, sino que puedes organizarte para poder concentrarte al 100 % hasta que hayas terminado las tareas pendientes y luego disfrutar comiendo helado, yendo a la piscina, o dando un paseo con tu familia.

Limita el espacio de trabajo de tu entorno familiar

Si tiene la opción de trabajar desde casa durante algunas semanas o meses, es importante que pueda separar su área de trabajo del entorno de su hogar, ya que este es su tiempo de trabajo, al igual que si estuviera en la oficina. Una buena opción es hacer funcional una habitación de la casa.

Algunas empresas están reduciendo el horario a partir de julio, otras lo están aplicando en días o semanas específicas en agosto y otras no están cambiando el horario. Por eso, reorganizar las reuniones para que sean siempre a primera hora de la mañana puede ayudar a aprovechar al máximo el resto del día.

Además, teniendo en cuenta que los clientes y proveedores también pueden ver modificados sus horarios, es imprescindible tener una tarea matinal clara para comunicarse con ellos.

Mantente en contacto con tu equipo de trabajo

Configura un día a la semana en el que tengas contacto telefónico o virtual con tu equipo. Una de las desventajas de trabajar desde casa es el aislamiento físico de los trabajadores. Gracias a las nuevas tecnologías, esto no afecta directamente a los resultados, pero a veces, especialmente cuando se trabaja de forma remota por temporadas, puede debilitar los objetivos del equipo.

Por lo tanto, para mantener al equipo encaminado y con un buen desempeño, intente llamar o reunirse durante al menos una hora cada semana para ponerse al día. Para evitar esta desconexión, intenta estar en contacto regular con los grupos: videoconferencias, documentos compartidos, grupos de mensajería instantánea… Todas estas herramientas te ayudan a seguir adelante.

Comunicar, facilitar/fomentar el trabajo en equipo y lograr la continuidad del propio trabajo. A veces, una conversación de 10 minutos con un compañero es clave. Se trata de la forma mejor, más productiva y positiva de crear ese descanso tan necesario.

Así como se planifica la jornada laboral, debe haber mucho tiempo libre todos los días. Aprovechar las tardes y los fines de semana para la diversión y el relax es la mejor manera de garantizar un verano fructífero y agradable.

Despeja tu mente que la productividad cae en julio y agosto. Las telecomunicaciones pueden ser tu mejor aliado este verano.

Claves de la Estrategia Nacional de Impulso del Trabajo Autónomo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp