Contrato de formación en alternancia: beneficios para tu empresa

El artículo 11.2 del Estatuto de los Trabajadores regula el contrato que, a día de hoy, resulta más beneficioso para tu empresa: el contrato de formación en alternancia. Se trata de un tipo de contrato que tiene por objeto la compatibilidad del ámbito laboral con un proceso formativo.

Para cumplir el objetivo principal, que es el de cualificación profesional, se ha de desarrollar de forma coordinada e integrada la actividad laboral con la formativa. Se trata de una modalidad destinada, fundamentalmente, para los jóvenes desempleados que quieran adquirir formación en su propio puesto de trabajo.

Se trata del contrato que más ventajas presenta para la empresa. Es aplicable, y por lo tanto se puede formalizar el alta, desde el 30 de marzo de 2022 gracias a la Reforma Laboral.

Guia para emprendedores: Pasos y requisitos para constituir una SL

 

¿Qué requisitos se deben cumplir?

El trabajador que quiera darse de alta en un contrato de formación en alternancia debe tener en cuenta antes de comenzar que ha de cumplir un listado tasado por ley de requisitos. Además, hay requisitos para ambas partes:

Los requisitos que debe cumplir el trabajador son:

  • Se trata de un contrato válido hasta los 30 años para Certificados de Profesionalidad en los niveles 1, 2 y catalogo de especialidades. Las personas que posean una discapacidad reconocida y los de certificado de nivel 3 no disponen de este límite.
  • Ha de estar inscrito en el SEPE como demandante de empleo y no debe tener ninguna titulación oficial que esté directamente relacionada con el puesto que va a desempeñar.
  • No puede haber desempeñado el puesto que será su actividad principal en la misma empresa durante un periodo de tiempo superior a 6 meses.

Por su parte, el empresario contratante ha de cumplir:

  • Estar libre de deudas tanto con la Seguridad Social como con Hacienda, así como no haber sido sancionado.
  • Comprometerse a respetar los tiempos estipulados en el contrato en relación a los tiempos destinados a trabajo efectivo o los destinados a formación.
  • Asignar a una persona dentro de la empresa que ejerza el papel de tutor y que realice un seguimiento de la evolución del trabajador.

Es recomendable antes de dar de alta al trabajador comprobar que efectivamente se cumplen todos los requisitos para así poder disfrutar correctamente de todas las ventajas que ofrece.

Principales ventajas de este tipo de contrato

Se trata de un contrato en el que no hay esperas: se produce un alta inmediata y que se puede realizar completamente online. Es por eso por lo que supone un coste 0 para la empresa tanto en el procedimiento de alta como en las cuotas de la Seguridad Social. Asimismo, recibirán entre 60 y 80 euros en concepto de tutorización.

Actualmente no hay límite en el número de contratos, por lo que las empresas pueden formalizar cuantos contratos de formación quieran.

Los trabajadores así contratados tienen derecho a las prestaciones por desempleo  y a la seguridad social integral. Los contratos de formación aumentan las oportunidades de empleo para los trabajadores jóvenes al tiempo que les proporciona una formación teórica de alta calidad.

Una gran ventaja es que los autónomos pueden emplear a sus hijos mediante contratos de formación y beneficiarse de las bonificaciones que ofrecen dichos contratos, además de darles oportunidades en el mundo laboral.

Características específicas del contrato de formación en alternancia 

La formación que recibe un trabajador es obligatoria y debe tener un mentor en su centro de trabajo y centro de formación. La jornada laboral se divide en formación y trabajo práctico. 65% trabajo y 35% formación en el primer año, 85% y 15% respectivamente en el segundo año de contrato.

La duración mínima del contrato es de 3 meses y la máxima de 2 años.

A la hora de elaborar la nómina del contrato de formación, tener en cuenta el salario que consta en el convenio o, en su defecto, el porcentaje de trabajo del SMI 2022.  Al salario mínimo se le debe sumar el subsidio salarial estipulado en la convención colectiva o contrato de trabajo.

Los trabajadores nunca cobrarán menos del SMI proporcional a las horas trabajadas. No se puede establecer un período de prueba.

Los contratos de formación en alternancia pueden incorporarse al programa de responsabilidad social empresarial de su empresa. Ayudarás a reducir uno de los peores problemas de nuestra sociedad: las altas tasas de empleo juvenil.

Por supuesto, aumenta la competitividad y profesionaliza tu empresa porque incluyes en tu plantilla a un trabajador que estará formado para su puesto desde el inicio del contrato.

Además, a diferencia de otras modalidades de contrato subvencionado, los contratos de formación en alternancia no tienen límite establecido en el número de contratos por empresa. Tampoco se necesita mantener los niveles de empleo.

¿Quieres hacer un contrato de formación en alternancia en tu empresa? Contacta con nosotros y solicita toda la informacion necesaria para darlo de alta. Asesorus es tu asesoría laboral a medida, cumplimos toda la normativa y somos centro acreditado por el SEPE.

Asesorus como asesoría laboral de tu empresa

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp