Los problemas del fijo discontinuo: por la abogada Rosario Romero

La Reforma Laboral llevada a cabo en 2022 ha traído consigo mejoras y renovaciones en la contratación. Una de las modalidades que se ha visto afectada es el fijo discontinuo. Si bien los contratos indefinidos fijos discontinuos ya existían previos a la reforma, estos se han visto rediseñados con la misma.

Esta modalidad contractual ha introducido cambios que pueden ocasionar problemas tanto para empresarios como para trabajadores. Asi nos lo cuenta Rosario Romero, abogada laboralista colaboradora de Asesorus.

La reforma del fijo discontinuo

Se trata de un contrato laboral que posee carácter indefinido pero con la particularidad de que la propia actividad laboral se realizara de manera intermitente. Es decir, la característica principal de este tipo de contrato es la discontinuidad que existe en el desarrollo del trabajo.

Son contratos enfocados a empresas que no buscan una plantilla continua. Un claro ejemplo son los trabajados que se ponen en marcha durante las campañas de rebajas o de Navidad.

Tras la reforma laboral, este modelo de contratación es el más potenciado, y su supervisión también ha sufrido cambios importantes. Desde enero de 2022 hasta septiembre de 2022, 26.593 contratos fijos intermitentes se han convertido en contratos fijos regulares.

En qué afecta a los autónomos la reforma de la Ley Concursal

 

Problemática de los contratos fijos discontinuos

Cabe señalar que los contratos indefinidos fijos discontinuos no pueden sustituir a los contratos temporales. Tiene un esquema muy específico que las empresas deben seguir estrictamente o corren el riesgo de cometer fraude legal.

Con este riesgo de incurrir en fraude de ley las empresas se enfrentan a considerables multas. Las infracciones que pueden cometerse llegan hasta los 200.000 euros y pueden ser:

  • Calificadas como infracción grave, con multas desde los 751 a los 7.500 euros.
  • Las infracciones calificadas como muy graves, con multas desde los 7.501 a los 225.018 euros.

Los cobros indebidos de las prestaciones por desempleo son otro de los grandes problemas. Charo Romero explica la problemática derivada de ellos mediante un ejemplo: « se contrata a un trabajador mediante un contrato fijo discontinuo cuyo periodo de inactividad es agosto. Como no le pagan vacaciones, solicita y cobra el desempleo´´.

En este caso la Inspección de Trabajo puede declarar el contrato fraude de ley. Se entendería que no se ajusta a un contrato fijo discontinuo y debe convertir el contrato en un contrato indefinido normal.

Asimismo debe asumir el costo de las vacaciones de los empleados y las multas correspondientes.

Situación actual del fijo discontinuo

Rosario Romero señala que este ejemplo anterior es lo que ocurre a día de hoy con la contratación. Para ello el Plan de Choque de 2022 recoge que uno de los objetivos de la Inspección de Trabajo es dar solución a esta problemática.

La solución más utilizada por las empresas tras un aviso de inspección de Trabajo o con el fin de evitar estos problemas, es la transformación de los contratos. Para ello optan por convertir el fijo discontinuo en un contrato fijo ordinario.

La renovación de los créditos ICO para autónomos y empresas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp