Entradas

Kit Digital: todo lo que debes conocer sobre las ayudas a la digitalización para autónomos y pyme

Ya está en marcha el tan comentado proyecto a la Recuperación Económica conocido como Kit Digital. Con una dotación de 3.067 millones de euros promete otorgar ayudas y subvenciones a cientos de miles de autónomos y pequeñas empresas. Sin embargo, ¿Qué son exactamente? ¿merecen la pena? Y lo más importante, ¿Quiénes pueden beneficiarse de ellas? En Asesorus te lo explicamos todo.

¿Qué es el Kit Digital?

El Kit Digital o Digital Toolkit es un proyecto financiado por los fondos europeos Next Generation que tiene por objetivo ofrecer ayudas y subvenciones para la digitalización y el desarrollo tecnológico al tejido empresarial español.

Está en marcha desde el pasado 10 de enero en su etapa inicial. Pretende otorgar hasta un máximo de 12.000 euros en ayudas a fondo perdido a cada uno de sus solicitantes.

¿A quién va dirigido?

El proyecto está dirigido específicamente para el 95% más importante de nuestra economía: los autónomos, las pymes y los pequeños negocios. En especial, para todos aquellos que necesiten de un empujón en materia de comunicación, digitalización, software y marketing.

El importe de las ayudas dependerá del tipo de negocio que lo solicite. Las empresas pequeñas de 10 a 49 empleados podrán optar a conseguir hasta 12.000 euros. Las microempresas de 3 a 9 empleados los 6.000 euros. Y los negocios de menos de 3 empleados o autónomos, ayudas de hasta 2.000 euros.

Requisitos y condiciones del Kit Digital

Todas las empresas o autónomos que quieran solicitar la ayuda deberán cumplimentar una serie de requisitos para poder optar al Kit Digital. Os los resumimos:

Deben localizarse dentro del espectro fijado para el Kit Digital. Lo que es lo mismo, deben ser autónomos, microempresas o pequeñas empresas.

  • No pueden encontrarse en un estado de crisis económica
  • Tendrán que estar al corriente de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social
  • No pueden haber sido ser sancionadas en base a la Ley General de Subvenciones
  • Tienen que estar inscritas en el Censo de la Agencia Estatal de Administración Tributaria/ Floral
  • Tendrán que superar el test de Nivel de Madurez Digital de diagnóstico de la plataforma pública de Acelera pyme (en el momento en el que soliciten la ayuda)
  • No podrán superar el límite de ayudas minimis de 200.000 euros

¿Qué ofrece el Kit Digital a sus solicitantes?

Las ayudas podrán ser destinadas a la digitalización, ciberseguridad, publicidad o marketing. Se otorgarán en forma de bonos que podrán ser usados por sus usuarios para contratar este tipo de servicios.

Se podrán elegir tantas soluciones digitales necesite la empresa hasta consumir la totalidad de la ayuda. Sin embargo, no podrán usarse a la ligera. Las soluciones digitales se encuentran divididas por categorías. Los beneficiarios tendrán un límite de presupuesto para cada una de ellas en función de su condición como autónomo, microempresa o empresa pequeña.

Conozcamos las categorías de servicios que se cubren en el Kit Digital.

Sitio web y presencia en Internet: En esta categoría se podrán contratar desde servicios destinados a la creación o mejora de la página web. Hasta presupuestos para invertir en posicionamiento SEO y publicidad en los principales sitios y redes de internet. Los más recomendados son Google Ads y Facebook Ads.

Gestión de redes sociales: Abarca desde la contratación de servicios para la creación de redes sociales. Al igual que para su gestión, mantenimiento y creación de contenidos.

Comercio electrónico: Categoría para permitir a los beneficiaros la implementación de la venta de sus servicios y productos de forma online. Aquí se incluye desde la propia creación del e-ccomerce (tienda online) hasta su mantenimiento y gestión.

Analítica web (Business Intelligence): Para los que quieren ir un poquito más allá. En esta categoría, el Kit Digital permitirá la contratación de servicios especializados en la exploración de datos de empresa (analítica web, estudio de la competencia… ¿Su objetivo? Poder tomar decisiones empresariales basadas en data.

Oficinas virtuales: Para los que quieran mejorar la comunicación en la empresa a nivel digital. La categoría permite la contratación de soluciones interactivas y funcionales para mejorar la colaboración entre los trabajadores dentro de la empresa (como por ejemplo sistemas de Software enfocados en la comunicación laboral, servicios enfocados al teletrabajo, espacios en la Nube, etc.

Ciberseguridad: Categoría destinada a la contratación e implementación de seguridad en todos los espacios online de la empresa.

Comunicación segura: Enfocado en mejorar los sistemas de comunicación entre trabajadores y trabajadores-clientes y que no se produzca ningún tipo de fallo ni pérdida de información.

Gestión de procesos: Para la contratación de servicios destinados a la digitalización o automatización de procesos dentro de la empresa de ámbito operativo o productivo.

Facturación electrónica: Por último, una categoría especializada en la digitalización y/o automatización de emisión de facturas entre las empresas y sus clientes a través de softwares especializados.

¿Cuánto podrá gastar cada sector por categoría en el kit digital?

La subvención, que es entregada en forma de bono digitalizador a los beneficiarios del Kit Digital, podrá gastarse en los servicios que ofrecen las categorías. Sin embargo, no podrá superar cierto límite por categoría.

Esta particularidad se ha determinado así para motivar a que las empresas apliquen varias categorías. Para aumentar al máximo la digitalización y no se centren exclusivamente en, por ejemplo, la inversión de publicidad, que al final es una de las que proporciona más beneficios en materia de resultados.

Plazos solicitud Kit Digital y dónde realizarlo

Toda la gestión del Kit Digital es dirigida por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de la página web de Red.es y de su filial Acelera Pyme. Dependientes de la Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

Los plazos de solicitud de las ayudas se empezarán a conceder a partir del mes de febrero. Comenzarán a otorgarse a las empresas que se encuentran dentro de espectro de 10 a 49 empleados.

El resto de empresarios (autónomos y microempresas) comenzarán a beneficiarse durante los meses siguientes, a lo largo del 2022.

 

Cómo utilizar el Kit Digital: la figura del Agente Digitalizador

Una vez solicitada la ayuda y el bono digital sea concedido al empresario, este podrá utilizarlo a través de puntos que ofrezcan los servicios que deseen y que formen parte de la red de empresas avaladas como Agentes Digitalizadores

A través de ellas se llegará a un acuerdo en el que se negociará y formalizará un Acuerdo de Prestación de Soluciones de Digitalización en donde se establecerán los servicios contratados.

El Agente Digitalizador implantará los requisitos para cada servicio, emitirá una única factura de los servicios y un acuerdo en el que se comprometerá a realizar dichos servicios durante un periodo de tiempo de 12 meses.

Una vez emitida la factura, el beneficiario realizará el abono de los gastos no subvencionables como el IVA (que más tarde podrá deducirse) y cederá su bono digital a su Agente Digitalizador para empezar la implementación de los servicios.

Subidas en la cuota de autónomos, variaciones en el Impuesto de Sociedades, IVA, IRPF… así son los cambios para autónomos y pymes este año 2022

La entrada de un nuevo año siempre viene acompañada de cambios en materia fiscal, contable y laboral y 2022 no va a ser la excepción. De hecho, la entrada de este nuevo año viene cargada de un buen paquete de nuevas medidas y modificaciones en todos estos ámbitos, especialmente para los autónomos y las pymes.

Subidas en la cuota de autónomos; cambios en materia de pensiones; modificaciones en el IPC; nuevas ayudas de fondos europeos, inspecciones de trabajo automatizadas… mucha información para el pequeño y mediano empresario.

Por ello, hoy en este artículo os hemos querido traer un pequeño resumen de cada uno de los cambios a los que tendrán que hacer frente este nuevo 2022 para empezar el año de la mejor forma posible y así evitar futuras complicaciones. ¡Empezamos!

 

1. Subida en las cuotas de autónomos

Una de las grandes novedades que marcarán este nuevo año 2022 será la subida de las cuotas de autónomos. Los nuevos Presupuestos del Estado indican que los trabajadores por cuenta propia deberán pagar más mensualmente. Llegando hasta los 8 euros de aumento (de 286 euros a 294 euros al mes) en las cuotas mínimas.

La subida, se debe al incremento marcado para los ceses de actividad (suben de un 0,8% a un 0,9%) y para las contingencias profesionales (aumentan del 1,1% al 1,3%).

También, las bases de cotización sufrirán alteraciones. Las mínimas lograran alcanzar la subida de los 994,40 euros a los 960,60 euros mensuales y las bases máximas de 4.070,10 euros a los 4.139,40 euros al mes.

Estos son los cambios que se producirán a la hora de calcular tu pensión de jubilación este año 2022

 

2. Aumento de la inflación y subida del IPC

La pandemia del coronavirus -que lleva instalada con nosotros desde el 2019- sigue alterando el curso de la economía también para este año nuevo. Los expertos han anunciado subidas importantes en el IPC y la inflación, que seguirá aumentando, superando incluso la cifra del 5,5% marcada como máximo el pasado mes de noviembre.

Motivo, por el que los autónomos, pymes y empresarios, podrán ver aumentado el costo de sus materias primas y servicios, al igual que los precios en el alquiler de oficinas y locales si estas se encuentran adheridas a modificaciones en el IPC.

3. Fiscalidad e impuestos

Los impuestos básicos como el IRPF, el IVA, el impuesto de Sociedades, el de Actividades Económicas o el de Rentas de no Residentes también experimentan cambios desde este mismo 1 de enero.

En el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) se ha disminuido el límite aplicable relativo a las aportaciones a sistemas de previsión social del IRPF de 2.000 euros a 1.500 euros. Es decir, la aportación máxima para aplicar la deducción sobre las aportaciones a planes individuales de previsión social ahora se encuentra en los 1.500 euros.

También, para todos los afectados por el volcán de La Palma, los Presupuestos del Estado, han decidido no incluir en la base imponible del IRPF las ayudas públicas recibidas para los isleños.

En el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) se ha decidido prorrogar los límites establecidos para los regímenes simplificados, especialmente en el ámbito de la Agricultura, la Pesca y la Ganadería.

El Impuesto de Sociedades es el que viene más cargado de modificaciones este año 2022. Y es que se ha establecido una tributación mínima del 15% en las bases imponibles para todas aquellas personas o empresas que tengan un importe neto en sus negocios igual o superior a los 20 millones de euros.

También, dentro de este cupo, entran todos aquellos que tributen por el régimen de consolidación fiscal, independientemente de las cifras de sus negocios.

Además, para todos aquellos que quieran crear una sociedad de nueva creación, la tributación pasará del 15% al 10%,. Reduciéndose además del 30% al 18% el tipo en las entidades de crédito destinadas a las exploración e investigación de yacimientos y almacenamientos de hidrocarburos.

Por último, dentro del Impuesto de Sociedades, aquellas dedicadas al arrendamiento de viviendas sufrirán un descenso en sus bonificaciones fiscales que bajarán del 80% al 45%.

En el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) este año 2022 se ha creado un nuevo grupo para clasificar las actividades de los periodistas y de todos los profesionales dedicados a la información y a la comunicación. Los cuales, no disponían de una hasta ahora.

Así es la nueva ley de startups: más ventajas fiscales, ventanilla única y cambios estructurales

 

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos documentados se ha regulado con una actualización del 1% en la escala de agraven de los títulos nobiliarios.

Por último y finalizando así con fiscalidad, en el Impuesto sobre la Renta de No Residentes, a partir de este 1 de enero a todos aquellos que dispongan de un establecimiento permanente se les aplicará el Impuesto de Sociedades, con sus propias modificaciones añadidas.

4. Ayudas, proyectos y subvenciones a la digitalización

El año 2022 viene cargado además de una gran cantidad de ayudas y subvenciones en una apuesta por la digitalización empresarial. Especialmente, en el sector de los autónomos y de las pymes con los ya mencionados y conocidos fondos Next Generation.

Su objetivo será proporcionar herramientas y profesionales a través de empresas con una financiación total de más de 3.000 millones de euros. En el 2021, empezaron a ponerse en marcha con el primer proyecto “Digital Toolkit” pero este nuevo año ya cuenta con nuevas oportunidades y convocatorias.

Entre las más destacadas se encuentra la conocida como Kit Digital. Un programa dirigido a autónomos y pymes que les permite, a través de un bono, servicios y soluciones tecnológicas.

Está dirigido para empresas que tengan un bajo nivel de digitalización y las ayudas de esta primera fase podrán alcanzar hasta los 3.000 euros. Bono que podrá ser destinado a invertir en presencia y publicidad en Internet, la creación de redes sociales, comercio electrónico, analítica, etc.

5. Inspecciones de Trabajo Automatizadas

Por último, en este repaso de los nuevos cambios y obligaciones a los que se tendrán que enfrentar las empresas este año 2022, informar del nuevo protocolo de inspección por parte de Trabajo y la Seguridad Social.

Desde el 1 de enero, se podrán emitir sanciones en bases de datos manejados por sistemas informáticos con inteligencia artificial, sin necesidad de que la empresa reciba una inspección.

Errores o incidencias a la hora de realizar cotizaciones, faltas en altas y bajas de trabajadores, la no presentación de contratos… ahora podrán ser sancionados de forma automática. Por ello, este año 2022, más que nunca será necesario el contar con un apoyo de servicios laborales en nuestros negocios para evitar sustos y sanciones innecesarias que puedan provocarnos problemas mayores con la administración si no logran solventarse. Y desde Asesorus, podemos ayudarte con nuestro servicio laboral. ¡Contáctanos!

 

¿Quieres contratar a un familiar siendo autónomo? Te explicamos cómo hacerlo

El autónomo, cuando se encuentra en momentos de sobrecarga de trabajo, muchas veces se plantea la opción de reforzar su actividad, tratando de contratar a personas cercanas como un familiar.

De la noche a la mañana, se establecen relaciones mercantiles entre las familias ya que, para muchos trabajadores por cuenta propia, suele ser la opción menos arriesgada.

Este tipo de contrataciones son denominadas como autónomos colaboradores y deben realizarse de una forma específica, cumpliendo con varios requisitos.

Un autónomo colaborador tiene un régimen fiscal diferente al de un autónomo normal. Para la Seguridad Social, el colaborador forma parte de la RETA, pero para la Seguridad Social, son considerados trabajadores por cuenta ajena.

Requisitos para poder ser un familiar un colaborador autónomo

Es por este motivo, por el que la ley solo permite realizar contrataciones de este tipo cuando se cumplen las siguientes normas:

1. El colaborador tiene que ser una familiar considerado como directo. Dentro de este espectro, se incluyen cónyuges, descendientes, ascendientes, y demás parientes que tengan consanguinidad o afinidad de hasta segundo grado o que se encuentren unidos entre sí por adopción.

2. La colaboración que se establezca entre ambos a nivel empresarial no puede ser puntual. Tiene que ser continuada y habitual.

3. Deben realizar la actividad empresarial en el mismo centro de trabajo

4. Ambos, deben convivir en el mismo lugar o estar a cargo del autónomo titular

5. La persona colaboradora no debe estar dado de alta como trabajador por cuenta ajena. Debe estar desempleado o inscrito en una oficina de empleo

6. El colaborador debe tener al menos los 16 años cumplidos

¿Cómo se realiza la contratación?

Antes de poder realizar la contratación, el familiar directo debe darse de alta como colaborador autónomo del autónomo principal.

Lo debe hacer a través de modelo TA0521/2, denominado “solicitud de alta en el régimen especial de autónomos. Familiar colaborador del titular de la explotación”. Y lo deben hacer aportando documentación como: el libro de familia (o partida de nacimiento para quien ya no disponga de él), el DNI y una copia del Alta en Hacienda del colaborador y del autónomo titular.

La solicitud debe ser presentada de forma presencial o mediante certificado/clave a través de la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Bonificaciones para el autónomo colaborador

Este tipo de contratación y de figura puede suponer bastantes beneficios tanto para el familiar y autónomo colaborador como para el autónomo titular del negocio.

Por ejemplo, el familiar que sea contratado se encuentra exento de presentar obligaciones fiscales trimestrales. Lo que le permite no presentar declaración del IVA ni del IRPF. Son responsabilidad del autónomo titular que lo contrata. El familiar solo debe presentar su RENTA como cualquier otro trabajador.

En cuanto al autónomo que contrata al familiar, a Reforma Urgente sobre el Trabajo Autónomo (ley 6/2017) ya vigente permite la obtención de una bonificación durante los 24 meses siguientes a la fecha de efectos del alta del autónomo familiar.

El empleador recibirá una bonificación sobre la cuota que resulte de aplicar la base mínima de un 50%, durante los 18 primeros meses, y de un 25% hasta alcanzar, en total, los 24 meses.
Si se realiza contrato indefinido, la Ley aplica una bonificación del 100% sobre la cuota empresarial por contingencias comunes durante un año.

Tarifa plana para autónomos: sus bonificaciones, cuánto dura y cómo solicitarla

Empezar una actividad como autónomo supone entrar en un mundo lleno de particularidades. Especialmente, al principio de la actividad económica. Tan solo con darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), el trabajador por cuenta propia asume una serie de responsabilidades con la Seguridad Social. Aunque también puede beneficiarse de ventajas, como la tarifa plana para autónomos.

La tarifa plana para autónomos permite a las personas que se adhieran a ella reducir la cuota mensual de pago a la Seguridad Social durante el primer año de su existencia como autónomo. Lo que puede aportar un margen de beneficio para salir adelante en los primeros meses del inicio de la actividad, en donde es más complicado obtener beneficios.

¿Cuánto supone de ahorro la tarifa plana durante el primer año?

Su coste es de tan solo 60 euros al mes, siempre que el autónomo cotice por la base mínima que en el 2021 encuentra en los 944,40 euros mensuales. Una cifra muy reducida, si tenemos en cuenta que la tarifa mínima si se cotiza por la base mínima, sin tarifa plana, es de 286 euros.

autonomo

El trabajador solo puede beneficiarse de ella durante un año, aunque hay excepciones. Por ejemplo, los autónomos que se encuentren empadronados en municipios de menos de 5.000 habitantes podrán prorrogarla durante un año más.

En el caso de que el autónomo no cotice por la base mínima, este podrá beneficiarse de la tarifa plana pero no podrá disfrutar de una reducción del 80% de su base resultante.

⏩  Baja por enfermedad o accidente laboral en autónomos: ¿Cuánto tiempo dura? 

Cómo acogerse a la tarifa plana, requisitos

Para poder acogerse a la tarifa plana, los autónomos deben seguir una serie de trámites, independientemente de que se inscriban y se den de alta de forma presencial u online.

Las personas deben contar con:

  • Número de la Seguridad Social
  • Fecha de inicio de actividad y domicilio en el que se desarrolla
  • Cuenta bancaria para domiciliar la cuota de autónomo
  • Datos fiscales como el Impuesto de Actividades Económicas y la administración tributaria que le corresponde
  • Mutua colaboradora que asistirá al autónomo
  • Tener elegida la base de cotización y los beneficios asociados a ella

Así es como actúa Hacienda cuando investiga a los autónomos

La Agencia Tributaria y Hacienda investiga a cerca de un millón de autónomos y empresas cada año. Su objetivo, es detectar el fraude fiscal y la evasión de impuestos. En la mayoría de los casos, las inspecciones se producen sin necesidad de que el cuerpo de inspección se personifique, aunque hay excepciones.

Dichas excepciones dependerán de la gravedad del delito que se pueda estar cometiendo. Habitualmente y como primer paso a la hora de investigar a un autónomo o a una empresa, Hacienda solicita documentación que justifique los ingresos e impuestos declarados por el contribuyente.

En el 99% de las ocasiones, los casos logran resolverse de forma telemática, independientemente de que exista un error o un delito. Sin embargo, hay momentos en donde el Fisco -debido a la gravedad- decide realizar una visita in situ al negocio. Con el objetivo de recaudar indicios e información que les ayude a demostrar que se está cometiendo un fraude fiscal o una evasión de impuestos.

Inspecciones para los autónomos

Para los autónomos, el procedimiento sigue la misma norma. En la mayoría de los casos, con un requerimiento de información y documentación es más que suficiente. La Agencia Tributaria, mediante una carta certificada, informa al autónomo de que se está produciendo una inspección hacia su persona y procederá a solicitar información para la defensa de su caso.

Con la aportación de documentación suele ser más que suficiente para determinar una sanción o una rectificación. Aunque, hay ocasiones en las que se decide realizar una visita in situ para comprobar si la producción y venta de ese negocio se ajusta a la declaración.

Actualmente, se ha determinado que toda visita e inspección de Hacienda debe ser previamente comunicada a la empresa o autónomo antes de realizarse. Sin embargo, hay ocasiones en las que se producen visitas de forma sorpresa. Cuando se corre el riesgo de que pueda llevase a cabo una destrucción de pruebas.

Inspecciones de un negocio sin previo aviso

Según Hacienda, las visitas in situ sorpresa a negocios y autónomos se producen en la mayoría de los casos por denuncias de personas anónimas que trabajen o hayan trabajado en el negocio.
Cuando esto se produce, Hacienda activa un protocolo en el que se comprueba la denuncia con sus bases de datos y si existe una posible discrepancia, se procede a realizar una visita para comprobar que la información aportada por la denuncia es verídica.

Inspectores de Hacienda: ¿Debo dejarles entrar?

Por norma general, este tipo de visitas suelen producirse por orden de un juez, por lo que el autónomo -si existe una orden de registro- deberá dejar que los inspectores de Hacienda realicen y recauden cualquier tipo de información para evitar problemas mayores con la administración.

Cómo acogerte al plan de régimen de devolución mensual del IVA (REDEME) como autónomo o pyme

El Régimen de Devolución Mensual de IVA (REDEME) es un sistema que permite a un autónomo o a pequeñas empresas como las pymes liquidar el Impuesto Sobre el Valor Añadido (IVA) de forma mensual y no trimestral como en la mayoría de las ocasiones.

Una opción financiera creada con el objetivo de fomentar la liquidez en pequeños negocios. Especialmente, en aquellos que acaben de empezar el ejercicio de una actividad profesional o empresarial y necesiten hacer grandes inversiones.

¿Quién puede acceder al REDEME?

Para poder beneficiarte del Régimen de Devolución Mensual de IVA, es necesario que las empresas y autónomos cumplan con una serie de requisitos. Especialmente, dos de suma importancia.
El primero de ellos, que el individuo que solicita el servicio no tribute en régimen simplificado de IVA. El segundo, que el empresario o el autónomo se encuentre al corriente de todas sus obligaciones tributarias.

También, es necesario que el empresario no haya sido excluido del sistema REDEME en los tres años anteriores al nuevo inicio de solicitud y que su nueva petición sea presentada dentro de plazo establecido.

Libros de contabilidad para autónomos: ¿debo tener uno de forma obligatoria?

Solicitud al REDEME: fechas y convocatorias

El mes del año en el que se abren las nuevas convocatorias para la solicitud del REDEME es el mes de noviembre. Y los empresarios y trabajadores por cuenta propia podrán realizar la solicitud para que comience a ser efectiva el próximo año.

¿Eso que quiere decir? Que el régimen no se hará efectivo hasta un año después al inicio de la solicitud. Por ejemplo: si se solicita en el mes de noviembre del año 2021, hasta noviembre del 2022, los empresarios no podrán beneficiarse de él.

autónomo

¿Cómo se solicita el REDEME?

Para poder solicitar el Régimen de Devolución Mensual de IVA, es necesario rellenar diferentes modelos en función del tipo de negocio que lo demande.

Los autónomos y sociedades deberán rellenar el modelo 036 denominado “Declaración Censal de alta, modificación y baja en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores” y dentro de él, seleccionar la casilla 129.

Las empresas y grupos de sociedades, por su parte, tendrán que presentar el modelo 039 denominado “Comunicación de datos relativa al régimen especial del grupo de entidades en el Impuesto sobre el Valor Añadido” y marcar la casilla número 12.

Deberes y compromisos tras su aprobación

Una vez aceptada la solicitud, es necesario que las empresas y autónomos cumplan con unos deberes y compromisos con la Agencia Tributaria.

Todos ellos, deben presentar el modelo 303 de “Impuesto sobre el Valor Añadido. Autoliquidación” además de compartir de forma obligatoria sus libros de registro del IVA en la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

También, deben estar incluidos e inscritos en el Suministro de Información (SII). El sistema de tramitación de la Agencia Tributaria por el que se gestionan electrónicamente los libros de control del IVA.

Por último, los empresarios y autónomos inscritos tendrán que permanecer obligatoriamente en el régimen del REDEME por un año. En caso de querer solicitar la baja del servicio, tendrán que esperar al mes de noviembre para poder hacerlo.

Baja por enfermedad o accidente laboral en autónomos: ¿cuánto tiempo dura?

Los autónomos -de la misma forma que los trabajadores asalariados– disponen de derecho a cobrar prestaciones por incapacidad. Las más comunes son conocidas como Incapacidad Temporal, enfocadas a cubrir pérdidas de ingresos como consecuencia de bajas por enfermedad  o accidentes laborales.

Así, los autónomos que no puedan hacerse cargo de su negocio dispondrán, por un periodo de tiempo limitado, de una cobertura social que los ayude a superar los inconvenientes económicos que su condición les genere.

Sin embargo, ¿por cuánto tiempo disponen de esa cobertura social? Todo dependerá de la situación de la persona y del motivo de la incapacidad.

¿Cuánto dura la baja por Incapacidad Laboral en autónomos?

En los casos de baja por enfermedad común y no por accidente laboral, la cobertura comienza a ser efectiva (a pagarse) a partir del cuarto día desde que la persona ha dado de baja su actividad en la mutua.

requisitos-dar-de-alta-seguridad-social

Si el impedimento físico ha sido ocasionado por un accidente laboral, se comienza a percibir al día siguiente de la baja. Las prestaciones en ambos casos rondarán entre el 60% y el 75% de la base de cotización.

El tiempo máximo que un autónomo tiene de prestación por cualquier tipo de baja por Incapacidad Temporal, no superará el año, con la opción de aumentar dicho tiempo en seis meses más en casos extraordinarios.

Libros de contabilidad para autónomos: ¿debo tener uno de forma obligatoria? 

Prórroga de seis meses más para bajas por Incapacidad Temporal

En ciertas situaciones, la Seguridad Social puede otorgar una prórroga de hasta seis meses más.  Ocurre tras haberse cumplido el año de baja o lo que es lo mismo, los 365 días que puede durar como máximo la prestación.

La prorroga debe ser aceptada por la Seguridad Social tras la presentación de documentación que acredite que la persona se encuentra dentro de estas dos situaciones extraordinarias:
1. Cuando dentro de los 180 días de prórroga la persona va a recibir el alta médica por curación

2. Cuando dentro de los 180 días de la prórroga la persona es sometida a periodos de observación por enfermedad profesional siempre que sea necesario para el estudio y diagnóstico.

Tras superar los 180 días de prórroga sigua presentando una incapacidad, la Seguridad Social procederá a iniciar un expediente de Incapacidad Permanente.
La prestación por Incapacidad Permanente implicaría un nuevo proceso, en donde el Instituto Nacional de la Seguridad Social determinará una nueva cuantía para el autónomo.

 

Libros de contabilidad para autónomos: ¿debo tener uno de forma obligatoria?

Ser autónomo y llevar tu propio negocio conlleva una serie de responsabilidades y obligaciones como empresario. La fiscalidad y la contabilidad es una de las partes más importantes de esos deberes. Y muchos, para conseguir organizar y llevar los «papeles» al día, se ayudan de los conocidos como libros de contabilidad.

Sin embargo, ¿es necesario disponer de uno de ellos en calidad de autónomo? Antes de responder a la pregunta, lo primero que hay que tener claro es saber qué es un libro de contabilidad.

¿Qué es un libro de contabilidad?

Un libro contable, es un documento en donde una empresa, un autónomo o un empresario registra una contabilidad ordenada que le permita seguir sus operaciones administrativas y mercantiles registradas de una forma cronológica.

Hace años, los libros de contabilidad se encontraban en formato físico. Pero en la actualidad, dichos libros han acabado desembocando en programas de software que permiten una mayor facilidad y gestión fiscal y contable de los ejercicios económicos.

A través de ellos, podemos dar de alta facturas de venta, compra e inversión que, posteriormente, podemos descargar para presentarlas directamente ante el Registro Mercantil.

Los libros de contabilidad tienen que conservarse cuatro años a efectos fiscales y seis años a efectos mercantiles, incluso para los autónomos que se hayan dado de baja en la Seguridad Social.

¿Debo tener un libro de contabilidad siendo autónomo?

Siempre es recomendable a ojos de un experto tener un libro de contabilidad, independientemente de la condición de trabajador que se disponga. Sin embargo, sí que existe un grupo de autónomos que deben presentar y tener de forma obligatoria libros de contabilidad cada ejercicio económico.

Son los autónomos que, en el momento de darse de alta en la Seguridad Social, eligieron el régimen fiscal conocido como de estimación directa. El más utilizado por los autónomos en España en donde sí que es obligatorio llevar libros de contabilidad, que variarán en función de si utilizan el método simplificado o no.

Hacienda

La mayoría de los autónomos en que se encuentran en esta condición, suelen derivar el trabajo de contabilidad y fiscalidad en asesorías, gestorías o despachos especializados. Para que lleven al día sus libros, ya que una mala gestión de los mismos puede acarrear serios problemas con Hacienda y la Agencia Tributaria.

Libros de contabilidad para los autónomos en régimen de estimación directa simplificada

Para este tipo de condición, tres son los libros que los autónomos deben tener al día y presentar dentro de su año fiscal. El libro de ventas e ingresos; el libro de compras y gastos y el libro de bienes de inversión.

Ventas e ingresos: sucesión cronológica de las facturas emitidas. La numeración es correlativa y solo pueden realizarse cambios a principio de año.

Compras y gastos: registro de las facturas de compras y gastos de tu negocio que se encuentren relacionadas con la actividad empresarial y/o comercial que se desempeña. En este libro, no es necesario la numeración correlativa, al ser el propio autónomo el que emite la factura.

Bienes de inversión: libro de contabilidad en donde se registran las facturas correspondientes a los bienes y servicios adquiridos para el inmovilizado material o inmaterial de tu negocio que tengan una vida superior al año. En esta categoría podrían ser incluidos desde las facturas de un nuevo ordenador hasta el mobiliario de oficina.

Libros de contabilidad para los autónomos en régimen de estimación directa sin simplificación

Para todos los autónomos que se encuentren dentro del régimen de estimación directa sin simplificación, dos son los libros de contabilidad que deben ser realizados de forma anual obligatoriamente. El libro diario y el libro de cuentas anuales.

Libro diario: debe ser realizado cada año de actividad económica. En él, se debe reflejar la situación económica de la empresa al iniciar la actividad y se irá recogiendo todas las operaciones del año. Para poder llevarlo, es necesario disponer de conocimientos básicos de contabilidad.

Libro de cuentas anuales: El libro más importante para los autónomos que se encuentren en régimen de estimación directa. En él, se refleja el balance de la situación inicial de la empresa o del autónomo. También, el balance trimestral de las sumas y los saldos, el cierre de inventario, la memoria del ejercicio y las cuentas anuales.

Ayudas para autónomos: estas son las CC.AA en donde aún se pueden solicitar ayudas directas

Muchos meses han pasado desde que el gobierno nacional aprobara el Real Decreto 5/2021 por el que se establecían ayudas directas para los autónomos que estuvieran viéndose afectados económicamente por la crisis del coronavirus. Desde entonces, decenas de miles de trabajadores por cuenta propia han podido salir adelante gracias a ellas. La mayoría de las comunidades autónomas han acabado por finalizar las convocatorias, conforme ha ido mejorando la crisis sanitaria.

Sin embargo, aun en España existen ocho autonomías con fondos suficientes como para seguir manteniendo sus plazos de solicitud abiertos. Hasta tal punto que algunas de ellas, han convocado nuevos plazos y convocatorias en donde han rebajado desde los requisitos para poder acceder a las ayudas hasta la complejidad de solicitud de los trámites para garantizar la seguridad financiera de sus autónomos.

Según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), dichas comunidades autónomas son Andalucía, Asturias, Madrid, Cataluña, Galicia, País Vasco, Navarra y Castilla-La Mancha. Y sus plazos de solicitud llegarían a extenderse finales de este año. Estos son sus cambios y sus plazos:

Andalucía

Cinco han sido las veces que Andalucía ha extendido su convocatoria para la solicitud de ayudas directas para autónomos. Esta última vez, hasta el próximo 15 de noviembre.

Entre sus novedades destaca la incorporación -por mandato nacional- de permitir el poder pagar con las ayudas los costes salariales y las cotizaciones sociales como costes fijos incurridos. Además de permitir a los pequeños negocios que hayan sufrido pérdidas en el 2019 el acceso a la subvención si cumplen con los requisitos.

Por último, ha incrementado el número de actividades permitidas para acceder a la prestación siguiendo la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) de 95 a un total de 433 actividades.

Asturias

El plazo de ampliación de Asturias ha sido extendido hasta el próximo 7 de noviembre. Entre sus modificaciones destaca la incorporación de autónomos sin deudas a la ayuda al igual que los costes fijos incurridos como gasto subvencionable.

Comunidad de Madrid

La capital ha ampliado el plazo de solicitud de sus ayudas hasta el próximo 12 de noviembre. Ha incrementado el número de actividades hasta el máximo establecido por la CNAE. Y, como todas las comunidades autónomas por mandato nacional, la incorporado los costes fijos incurridos como parte del gasto subvencionado..

Madrid amplía el plazo para los autónomos que quieran solicitar las ayudas directas enfocadas a su sector 

Cataluña

Cataluña ha sido una de las comunidades autónomas que más han ampliado su plazo de solicitud, hasta el próximo día 31 de diciembre. Sin embargo, con matices. La CC.AA exige a los solicitantes que dispongan de deudas pendientes y solo podrán acceder a subvenciones hasta final de año siempre que hayan completado un formulario de ayuda antes del mes de julio.

Galicia

La Xunta de Galicia ha extendido el plazo de solicitud de las ayudas para sus autónomos hasta el próximo 29 de noviembre. Incluyen la aplicación de los costes fijos incurridos al igual que las pérdidas contables propias de la actividad empresarial que no hayan sido cubiertas por estas u otras ayudas.

País Vasco

Por tercera vez consecutiva, el gobierno vasco ha aumentado el plazo de acceso a las ayudas hasta el próximo 9 de noviembre. Los autónomos vascos también podrán beneficiarse de la incorporación de los costes fijos incurridos y de las pérdidas contables que no hayan sido cubiertas por otras ayudas.

También, han incrementado el número de actividades económicas que puede acceder a esta ayuda de 78 a 173, siguiendo siempre con la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAES).

Navarra

El 18 de noviembre es el último día que los navarros podrán acceder a las convocatorias tras la última ampliación del plazo en su comunidad autónoma. Al igual que las demás autonomías, los trabajadores podrán compensar sus pérdidas contables ocasionadas por costes fijos incurridos entre el 1 de marzo del 2020 y el 30 de septiembre del 2021 y podrán solicitar las subvenciones con independencia de tener deudas pendientes o no.

Castilla-La Mancha

Por último, Castilla-La Mancha ha dado hasta el 12 de noviembre para poder acceder a sus autónomos a las ayudas económicas por la Covid-19. Entre sus modificaciones se encuentran los ya mencionados costes fijos incurridos y la extensión de la ayuda a las pequeñas empresas que hayan sufrido pérdidas y cumplan con los requisitos.

asesoría-online-ecommerce-shopify-sana-comm-madrid